6 de agosto 2017 – fiesta del Padre Celestial y la Transfiguración de Cristo

El Padre Celestial habla después de la Santa Misa de ofrenda en el rito tridentino a través de su voluntaria, obediente y humilde herramienta e hija Anne.
En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amen.
Hoy, 6 de agosto del 2017 hemos celebrado la fiesta del Padre Celestial con una santa misa de ofrenda en el rito tridentino según Pio V. Hoy el Padre Celestial estaba rodeado de rosas. Habían muchas rosas enviadas individualmente por personas del grupo de seguidores para el Padre Celestial, para que El pudiera vivir esta fiesta en todo esplendor, pues todos nosotros le queremos dar el honor que solamente a él le pertenece, pues él es el Padre Celestial en la Trinidad.
Por eso también estuvo el altar de María, como también el altar de la ofrenda en una luz resplandeciente y decorados con muchas flores y velas. Las rosas, que se le han regalado al Padre Celestial, estaban decoradas con diamantes y perlas. Todo estaba iluminado con una luz oro brillante. Los ángeles y también los arcángeles entraron y salieron durante la santa misa de ofrenda y cantaron in diferentes tonos durante toda la santa misa de ofrenda.
El Padre Celestial hablara en su día dehonor personalmente:
Yo, el Padre Celestial hablo hoy en mi día de honor a través de mi voluntaria, obediente y humilde instrumento e hija Anne, que está en mi total voluntad y repite solamente palabras que vienen de mí.
Querido pequeño rebaño, queridos seguidores, queridos feligreses y creyentes de cerca y de lejos. Yo les saludo a ustedes en este de mi día de honor y les agradezco por este honor que me brindan. Están aquí para mi consuelo, ustedes que son mis queridos elegidos. Cuanto me alegro, de que celebren este día solemnemente. Porque esta iglesia modernista hasta hoy no reconoce esta fiesta. Pero ustedes mis elegidos saben, que yo me he deseado este día.
Yo mismo me he elegido este día y ustedes me brindan en este día de honor amor y agradecimiento. Cuanta alegría ya tengo con ustedes y poder experimentarla. Pero hoy es un día especial, porque vuestro amor para conmigo es único.

 

Yo, el Padre Celestial, quiero darles constantemente una alegría y muchos regalos.
Vengan siempre a vuestro Padre Celestial, cuando tengan preocupaciones. Muchas veces piensan que la cruz, que les pongo es muy difícil de cargar. Por amor los voy a abrazar mis queridos, si lo aceptan, porque por vuestra cruz serán adorables y valioso.
¿No me ha demostrado mi hijo Jesús Cristo, el hijo de Dios, a mí su amor a través de la toma de su cruz? Él fue dirigido totalmente por mis deseos y tomó su Cruz y se entregó por todos. ¿No fue este el amor más grande para toda la humanidad?
Así que también denme a mí, mis queridos por favor el agradecimiento y tomen su Cruz, así como yo lo deseo de ustedes. Ustedes son sin duda mis queridos y herederos del cielo.
Lamentablemente hoy en día hay mucha gente, que tira su Cruz, porque ellos piensan que en la Cruz son despreciados y no se sienten queridos. No piensan, qué me honran a mí al Padre Celestial porque me han sacado completamente de sus vidas.
La Santa Misa de la ofrenda, que mi hijo Jesús Cristo a instituido para todos cómo legado deben celebrarla los sacerdotes con todo respeto. No deseo que miren al pueblo, sino que deben hacer la ofrenda para mi hijo Jesús Cristo con todo el respeto, por qué cada Santa Misa de la ofrenda es una repetición de la ofrenda de la Cruz de mi hijo Jesús Cristo.
Lamentablemente hoy en día han sacado la Santa Misa de la ofrenda de la memoria. Esto significa que todos los sacerdotes miren a mi hijo y no al pueblo. También las manos de los sacerdotes están consagradas por el sacramento. Solamente con estas manos de los sacerdotes se debe distribuir la Santa comunión a los creyentes, arrodillados y comunión de boca. Esto es el verdadero sacramento con todo respeto. Eso no se encuentra en ninguna otra comunidad de fe, esta es única en la fe católica y no puede ser reemplazada por nada.
¿Cuándo van a reconocer los creyentes está verdad? Por esto espero yo el Padre Celestial. Todas las otras posibilidades que se hace en está Iglesia modernista no están permitidas y no tienen validez.
Son sacrilegios graves. Todo tiene que ser expiado por qué mis hijos sacerdotes no han reconocido que yo los quiero conducir y guiar. Por eso necesito su libre voluntad y que digan: Sí padre soy todo tuyo y quiero cumplir tus deseos. No quiero verme a mí mismo porque mi honor no es importante cómo sacerdote. Los sacerdotes de hoy han dado la espalda a mi hijo en esta comunidad modernista, lo han rechazado.
Cómo ustedes saben mis queridos creyentes, ya hoy en día se han quitado el vestido sacerdotal. La Santa Misa de la ofrenda ya no se celebra, el Santo sacramento de la penitencia se ha sustituido por la oración de arrepentimiento, los Santos sacramentos Son administrados por los laicos y además existe ya hoy una misa de laicos con la distribución de la comunión. Estas personas están autorizadas por un certificado de su diócesis de dar los sacramentos. Está Iglesia está consagrada a Satanás porque pierde cada vez más en verdad y sustancia, tampoco se frenan porque está dirigido por Satanás.
Pero sí reconozco está Iglesia verdadera católica también tengo que celebrar la Santa Misa de la ofrenda en el rito tridentino según Pio V., qué mi hijo Jesús Cristo a instituido el Jueves Santo. Esto les parece a muchos creyentes muy difícil porque son rechazados y despreciados de sus conocidos.
Así que cada sacerdote no puede cambiar las palabras, que ha dicho Jesús Cristo durante la institución de la Eucaristía. Esas palabras han sido canonizadas por el Papa Pio V., significa que no deben ser cambiadas. Quién lo haga debe ser maldecido. Esto no lo respetan hoy en día los sacerdotes. Cambian estas palabras según su juicio cómo les gusta y cómo lo desean personalmente. Esto ya no tiene nada que ver con la Santa Misa de ofrenda la que ha instituido mi hijo Jesús Cristo, es decir la única y verdadera Santa Iglesia católica y apostólica. Por eso perdió está Iglesia su valor verdadero, por eso se puede propagar tan rápido el islam en Alemania.
Ustedes pueden ver muy claro que este falso Papa, que está en la Santa Silla, está manipulado y seguramente no está representando la Iglesia católica. No deben seguirlo. Si no caerán en la incredulidad de la fe.
Mis queridos niños por qué son tan ciegos, que corren detrás de la corriente, que los lleva a la equivocación.
Yo deseo de mis cardenales y obispos que reconozcan la verdad, y qué difundan la verdadera Iglesia católica. Yo les propongo no difundir más este grave sacrilegio. Yo deseo, que se ponga finalmente una separación y actúen así.
Yo el padre celestial digo estas palabras en mi gran día festivo porque yo soy el Padre Celestial, el qué dirige y guía todo. Esto se queda así igual sí me reconocen como el Padre Celestial, o si me niegan y desprecian. Yo quedaré siendo el Padre Celestial en la Trinidad.
Ahora mis queridos niños pueden elegir que soy yo vuestro verdadero y todo poderoso Dios en la Trinidad, el Padre Celestial, o se dice todavía también hoy: Esto no es para mí la verdad, la realidad, sino que yo sigo el segundo Concilio Vaticano. Hoy tengo la libertad de crecer cómo sacerdote, como yo quiero. Ahí se cumplen mis deseos y no los deseos del Padre Celestial en la Trinidad.

 

Ahí tengo la libertad que solamente la Iglesia modernista me ofrece. Me gusta sobre todo que ya no hay más pecados porque ya no existe el purgatorio ni el infierno.
Todo ha cambiado para la ventaja del pueblo y la corriente general, es el pueblo del modernismo de hoy, eso es la incredulidad y la equivocación.
No quieren finalmente reconocer la verdadera fe mis hijos sacerdotes, o quieren caer en el eterno abismo. Un día se les preguntaran a ustedes: ¿Han atestiguado la verdadera fe en vuestra vida? Según esto serán juzgados, nadie será salvado también a aquellos que desprecian la fe y la ponen de lado. Yo les preguntaré: ¿Me han puesto a mí el verdadero Dios en la Trinidad en primer lugar? ¿Han querido a mi hijo Jesús Cristo en vuestra vida? ¿Han celebrado mis queridos hijos sacerdotes la Santa Misa de ofrenda en el rito verdadero, así como mi hijo lo ha instituido? No son los sacerdotes nombrados que yo he elegido. No me han honrado. Salgan de mi ustedes malditos. ¿Quieren ser ustedes cómo estos?
Los cristianos católicos de hoy ya no pueden atestiguar su valor en la fe y qué rápido se han cambiado en protestantes sin sentirlo. Hoy en día ya se dice: Tenemos todos un mismo Dios sea católico u evangélico. Esto lamentablemente es una equivocación mis queridos niños. Hoy en día la verdadera fe católica se convirtió en un factor de perturbación en todo el mundo.
Sí piensan que pueden reformar está Iglesia de hoy están lamentablemente equivocados. No pueden destrozar está única verdadera Iglesia católica, porqué está Iglesia siempre permanecerá, porqué las puertas del infierno no prevalecerán.
Todavía tiene Satanás lo malo y ejerce su poder, pero el Espíritu Santo custodia sobre la Iglesia. Cuando yo el Padre Celestial ponga a Satanás el punto final, esto significa que ha perdido su poder.
Por eso despierten mis hijos sacerdotes.

 

Todavía pueden convertirse. Pregúntense: ¿Cómo voy a vivir en el futuro? ¿Vivo en la verdadera fe, o lo niego como los sacerdotes de la Iglesia modernista lo hacen? Entonces piensen cómo quieren seguir viviendo, porque yo el Padre Celestial voy a intervenir con toda fuerza cuando yo lo encuentre correcto y no como los sacerdotes hoy lo esperan. Está intervención va hacer para todos inesperadamente y con una fuerza misteriosa. No van a entender nada, ni captar nada, porque mi fuerza poderosa se va a manifestar completamente diferente a lo que se lo imaginan.
Yo los bendigo ahora con toda confianza y amor con todo Los Ángeles y Santos sobre todo con su querida Madre Celestial, en el nombre del Padre del Hijo y del Espíritu Santo. Amen.

 
Sí queridos por toda la eternidad.

Ofrézcanme todo vuestro amor.

 

Registre su correo electrónico para recibir actualizaciones

Print Friendly

Deja un comentario

E-Mail Adresse wird nicht veröffentlicht.

*