4 de febrero 2018 – domingo , sexagesima

el Padre Celestial habla después de la Santa Misa de la ofrenda en el rito tridentino a través de su voluntaria, obediente y humilde herramienta e hija Anne. En el nombre del Padre del Hijo y del Espíritu Santo, amen.

Hoy 4 de febrero del 2018 hemos celebrado una Santa Misa de ofrenda en el rito tridentino, el altar de la ofrenda cómo también el altar de María estuvo adornado con muchas flores que daban mucha fragancia durante la misa, hace tiempo que he no lo había percibido. Los Ángeles entraban y salían en grandes cantidades, se agruparon alrededor del tabernáculo y también alrededor de María y del Niño Jesús y alrededor del Rey del amor. La Madre de Dios estaba vestida de blanco, tenía un rosario azul en su mano, que nos enseñó durante la misa dos veces, ella dijo: órenlo con frecuencia que no solo es la escalera al cielo sino también el enlace entre mí y ustedes, tenía una corona triple cerrada.

Su rostro estaba lleno de amor y de tranquilidad. Parecía mejor que en los días de cuando la Madre tenia muchos dolores cómo cuando la madre hasta derramaba lagrimas de sangre, hoy estaba llena de alegría y agradecimiento. Había sobre su manto tres rosas de color dorado, blanco y rojo.

Nos dice con eso: No pueden vencer sin mí, porque yo soy vuestra Madre Celestial que pelea con ustedes en este tiempo difícil, les voy a proteger debajo de mi manto de lo malo, yo les ruego que tengan confianza y valentía para la verdad y no tengan miedo, porque yo no los dejare solos, van a pelear hasta el final porque lo malo quiere todavía tener poder sobre ustedes, su astucia es muy grande, pero ustedes lo van a reconocer y no se van a rendir, la Victoria está segura para ustedes, miren a la victoria y no a la pelea porque mucho no van a entender, lo malo siempre va a tratar de desalentarlos de la verdad en el último momento, no van a sucumbir en la pelea.

En este momento hablara el Padre Celestial:

Yo, el Padre Celestial hablo ahora a través de mi voluntaria, obediente y humilde herramienta e hija Anne, que está totalmente en mi voluntad y que solamente repite palabras que vienen de mí.

Queridos niños del Padre y de María, querido pequeño rebaño queridos seguidores queridos peregrinos y creyentes de cerca y de lejos, yo vuestro Padre Celestial les doy hoy informaciones importantes para sus vidas, estas instrucciones son para los hombres que van por mi camino de la fe, esto es una mejoria para ustedes cuando tienen que sufrir persecuciones, serán despreciados, denunciados y llevados al juicio, nunca dejen al lado el amor porque yo estaré siempre con ustedes.

Cuéntenme sus necesidades, yo estare siempre para ustedes. Ustedes son mis queridos y elegidos, hasta el último momento les van a despreciar, pero estén agradecidos, sean agradecidos por cada palabra de sufrimiento por qué es para vuestra sanación y fructífero para todo aquel que quiere regresar, seguiran peleando hasta el final.

Al final mis queridos mi justicia vencerá, la justicia será dura para los que están en el lado izquierdo por qué no huyeron mis amonestaciones.

Ustedes mis queridos son mis elegidos y los voy a llevar a mi lado derecho y les voy a dar mi mano, la van a tomar agradecidamente porque ustedes saben que no van a sucumbir al malo, ustedes ya lo han enfrentado, ahora deben recibir a la corona del la victoria, han persistido en la pelea contra el malo, su querida Madre les ha acompañado con muchos Ángeles, nunca dejó a sus hijos marianos, los tomo frecuentemente de la mano y fue el enlace entre el rosario y ustedes.

Yo les agradezco mucho a mis queridos por vuestra pelea por el cielo. me han demostrado de que tomaron en serio la batalla por lo sobrenatural, me han demostrado de nuevo que me quieren de verdad, el verdadero amor solamente se ve cuando se pone su propio ego al lado y cuando corresponden al plan y deseo del Padre Celestial. Nada les debe parecer más importante que la vida eterna. El tiempo terrenal es corto pero la eternidad significa siempre y eterno, este eterno no se lo pueden imaginar, entonces es cuando seré claro el amor divino, nunca va a terminar su felicidad, consiste en la eterna alegría en el paraíso que yo los he preparado para ustedes.

Vuestro corazón estará lleno de amor y ese amor nunca terminara, ese amor se los ha dado la Madre Celestial, les ha puesto muchos Ángeles a su lado, cuándo vuestro dolor se puso pesado siempre estuvo la Madre Celestial a vuestro lado y les ha tomado de sus manos.

Ustedes son hombres falibles, pero yo el Dios todopoderoso los he salvado del malo. Lo malo nunca ha podido alcanzar la victoria sobre ustedes, sino siempre han notado, que nunca los he dejado solos con sus angustias, cuando viven la importencia humana la fuerza divina está muy cerca, esto pasa en estos tiempos de gran tribulación.

Los hombres ya no saben que hacer y ni encuentran ninguna ayuda, están en la búsqueda y encuentran obstáculos porque no están en la fe.

Ahora ha llegado mi tiempo el tiempo de la justicia.

Los que les han perseguido van a estar asombrados de que estén en el lado derecho, van a sentir a quiénes han perseguido, pero ya será tarde para ellos.

Yo, el Padre Celestial les he dado muchas advertencias, pero no han oído mis advertencias y palabras, han tomado mis palabras cómo basura y me han ridiculizado. cuántas veces les he advertido a los míos, ahora tienen que sentir a quién han perseguido y a quién han odiado.

Ustedes mis queridos serán odiados hasta el final, este hasta sobrepasara el juicio de los humanos.Satanás es el odio en persona. Nunca terminara de perseguir a los hombres que se les ofrezcan. yo,el Dios todopoderoso en la Trinidad soy el amor que nunca termina, ese amor ha fluido para ustedes y este amor me lo han demostrado. La pelea parecía para ustedes sin esperanza, pero ustedes no han denunciado, sino que lo han aceptado de nuevo, por eso les quiero agradecer.

Ustedes son mis queridos y elegidos y no se les podra hacer daño, están protegidos bajo el manto de vuestra Madre Celestial que los quiere inexplicablemente, ella los llevará dónde mi, el Padre Celestial, ella va a decir: Padre Celestial, yo te traigo tus elegidos, yo te traigo tus hijos del Padre y tus hijos Marianos, son tuyos completamente tuyos, han peleado la ultima lucha por ti, acéptalos en tu Reino Celestial, van a recibir la corona de la victoria de ti.

Ahora los bendigo yo, su Madre Celestial con todos los Ángeles y Santos en la Trinidad, en el nombre del Padre del Hijo y del Espíritu Santo, amen.

Ustedes serán queridos desde la eternidad, vuestro agradecimiento para mí el Padre Celestial será recompensado ahora.

Registre su correo electrónico para recibir actualizaciones

Print Friendly

Deja un comentario

E-Mail Adresse wird nicht veröffentlicht.

*