31 de diciembre 2017 – domingo, silvestre

el Padre Celestial habla después de la Santa Misa de la ofrenda en el rito tridentino según Pio V. a través de su voluntaria, obediente y humilde herramienta e hija Anne,

en el nombre del Padre del Hijo y del Espíritu Santo, Amen.

Hoy domingo 31 de diciembre del 2017 hemos celebrado una Santa Misa de la ofrenda en el rito tridentino según Pio V. el altar de la ofrenda, así como también el altar de María estaba adornado con muchas flores, yo he sentido varias fragancias que me han reforzado. Los Ángeles y también los Arcángeles estaban también presentes, la Madre de Dios nos bendijo durante la Santa Misa de la ofrenda con el Niño Jesús en el pesebre.

El Padre Celestial hablara hoy 31 de diciembre del 2017:

Yo, el Padre Celestial hablo hoy en el día de silvestre a través de mi voluntaria, obediente y humilde herramienta e hija Anne, la que está totalmente en mi voluntad y que solo repite palabras que vienen de mí.
Querido pequeño rebano, queridos seguidores y queridos peregrinos y creyentes de cerca y de lejos, yo el Padre Celestial tengo que darles hoy en el último día del año unas informaciones importantes.

Créanlo completamente mis queridos, porque ustedes son mi Consolación. Cuántos cardenales, obispos y sacerdotes hoy en día no creen mí verdad, me rechazan a mi y a mis profetas, yo se los digo. Mis profetas han recibido mi verdad, ellos viven y atestiguan mis verdades, y observen mis mensajes y cumplan mis deseos.

Ustedes mis queridos siguen mi plan y mi deseo.

Yo les agradezco que no se han desesperado en esto tiempo de crisis, piensen siempre que reciben mi fuerza, cuando vuestra fuerza decae. Vuestra fuerza está terminando, van a sentir que yo los guio según mi plan.

Ustedes cuidan a mi pequeña Katherina, muchas veces sufren persecuciones porque el malo quiere distraerlos de la verdad, persistan porque yo el Padre Celestial el creador de los hombres y cosas los protejo, yo tengo mis manos bendiciendo sobre ustedes, cuándo se cierra una puerta, se les abre la próxima. No permanezcan con angustia sino sigan adelante el amor les enseñará el camino.
Quieran a mi pequeña Katharina porque sus últimos días están cerca. No tengan miedo del futuro yo estoy todos los días con ustedes. Intercámbiense entre ustedes y cuiden a mi pequeña Katharina, lo van a hacer con mis fuerzas divina porque así lo deseo.

Miren los acontecimientos en el firmamento en el cielo, habrá milagros alrededor de Ustedes. Estos milagros no los van a aceptar no los van a reconocer, pero yo el Padre Celestial hago estos milagros, el último tiempo ya llegó mis queridos, esto es vuestro último tiempo, ahora empieza mi tiempo ¿cómo será este tiempo? no lo van a entender, va a ser tan fuerte y se van a caer de rodillas de asombro, antes de que todo esto pase el maligno lograra mucha cosecha.

Va a ver una gran hambruna, la caída de los creyentes va a incrementar y adelantar mucho más rápido, muchos me van a mí al Padre Celestial a despreciar, pero antes de que todo esto pase el malo va a tomar el puesto en la santa silla en Roma, se va a presentar como el anticristo y se va a nombrar hijo de Dios, va a parecer muy bonito y muchos van a caer los que hasta ahora han creído. Van a creer en sus palabras y lo van a seguir, van a negar a mí al Padre Celestial en la Trinidad y se burlan de mi el Padre Celestial, el malo va atraer a muchos creyentes, observen los acontecimientos en el cielo mis queridos, la Cruz va hacer iluminada en el firmamento para todo el mundo y después mi Hijo Jesucristo con toda su grandeza y la Madre Celestial. No se lo podrán explicar, van a querer explicarlo, pero no será posible pues mis milagros no lo puede entender la mente humana.

También aumentará el flujo de refugiados en el último tiempo por eso aumenta en muchos países la pobreza y también en Alemania.

El asesinato de niños en el vientre de la madre va a aumentar, muchas madres van a matar a sus niños cruelmente en su vientre de madre, es verdaderamente un asesinato mis queridas madres, regresen y decídanse por la vida, no los maten, miren a su Madre Celestial porque los quiere ayudar y consolar. Habrá varias posibilidades de traer vuestros niños al mundo y no matarlos, los pueden elevar a una custodia segura o darlos en adopción, estas posibilidades las tienen ustedes mis queridos madres. Acérquense al corazón de vuestra Madre Celestial, ella los va a consolar, pero piensen en la nueva vida en ustedes queridos madres.

Ahora quiero terminar mis palabras mis queridos niños, yo los quiero y bendigo ahora con vuestra querida Madre la Reina del cielo con todo los Ángeles y Santos en la Trinidad, en el nombre del Padre del Hijo y del Espíritu Santo, amen.
Yo los quiero a todos ustedes y miro con anhelo a cada uno de ustedes, tengo un gran anhelo que crezcan diariamente, amén.

Registre su correo electrónico para recibir actualizaciones

Print Friendly