3 de septiembre 2017 – domingo 13 después de Pentecostés

el Padre Celestial habla después de la Santa Misa de ofrenda según Pio V. a través de su voluntaria, obediente y humilde herramienta e hija Anne.

En el nombre del Padre del Hijo y del Espíritu Santo, amen.

Hoy el 3 de septiembre del 2017 el décimo tercero domingo después de Pentecostés hemos celebrado una digna Santa Misa de la ofrenda en el rito tridentino según Pio V. El altar de María estaba abundantemente adornado con muchas flores, lirios, orquídeas y rosas, en casi todas las flores no solamente habían perlas sino también diamantes. Durante la Santa Misa de la ofrenda salían y entraban los Ángeles.
Yo debía hoy ver al Santo Papa Pio X., él es un gran ejemplo como Pastor más alto. Debemos llamarlo sobre todo en estos tiempos sin fe, el debe preocuparse, para que recibamos en el futuro un digno sucesor del Santo Pedro. También debe asegurar que nuestra Iglesia católica vaya otra vez a la verdad porque está totalmente destruida y degradada, es una Iglesia entre muchos, ya no se puede reconocer la Iglesia católica porque han sacado todos los Santos. En la Iglesia modernista ya no hay nada sacro que levante la santidad, pero el Padre Celestial vigila su Iglesia porque las puertas del infierno no prevalecerán, así lo dice la Biblia. Estamos fuertemente fiel y vamos a testificar nuestra fe.

El Padre Celestial habla hoy:

Yo el Padre Celestial hablo hoy a través de mi voluntaria, obediente y humilde herramienta e hija Anne que está toda en mi voluntad y solamente repite palabras que vienen de mí.

Querido pequeño rebaño, queridos seguidores, queridos feligreses y creyentes de cerca y de lejos. Cómo me alegro de que me honre, el más alto, y qué crean en mí. ustedes que creen en mis milagros que he hecho y que voy a hacer. son milagros pequeños que ahora voy hacer. Muchas veces no los ven, porque no están conectados lo suficientemente con el poder divino y lo sobrenatural. Milagros de gracias. entréguense completamente a mí deseo y se van a asombrar lo que puedo lograr por ustedes y en ustedes.
Muchas enfermedades he curado por mi hijo Jesús Cristo durante sus 33 años de vida, pero solamente en personas que creían en mí. hoy hay muchas enfermedades incurables entre ellas la enfermedad de sida y la de cáncer. para estas enfermedades la medicina no ha encontrado nada todavía, aunque hay muchas investigaciones, yo soy el dueño de estas enfermedades y epidemias. Yo decido las sanaciones, porque yo soy el todopoderoso, porque yo estoy sobre las enfermedades. Yo espero de estas personas que tienen estas enfermedades, que se entreguen a mi completamente y qué crean en mi omnipotencia, y que solamente yo puedo salvarlos y no la capacidad de los médicos es importante. En mucho van a reconocer, que yo soy el Dios todopoderoso y trinitario que tiene el cetro fuerte en tus manos. hasta voy a hablar por medio de los niños, estos niños de repente pueden reconocer a la verdad y llevan a otra gente a la fe por su testimonio. Ellos reconocen que yo Jesús Cristo soy el hijo de Dios. Está euforia los empuja a dar testimonio de la verdad, que pronto sin esperar pueden tener fe. Mi hijo Jesús Cristo se les manifiesta y lo atestiguan a su alrededor. Lo atestiguan sin miedo y hasta poner en peligro su vida por la fe. Estos niños saben exactamente qué viven a mi hijo, el hijo de Dios, aunque nunca han oído de él. Ustedes se preguntarán ahora cómo es esto posible, estos son milagros de gracias que actúan en los niños pequeños, sean agradecidos porqué el cielo se manifiesta así, vuestra fe debe crecer y la deben transmitir.

Pero también en los adultos puede pasar que tengan la gracia del reconocimiento, de pronto sienten que les ha faltado algo durante toda su vida, hasta los millonarios se pueden convertirse en creyentes. El mamo solamente les satisfizo por cierto tiempo, la búsqueda de la felicidad mundana ha sido el contenido de sus vidas. por eso nunca estuvieron contentos, aunque su riqueza aumento, quedaron pobres de espíritu. Finalmente han encontrado la felicidad en lo sobrenatural, estos hombres creyentes de pronto pueden dejar todo, nada será más importante para ellos sea dinero o poder. Solamente la fe en Jesús Cristo le ha dado a su vida un sentido, en un solo momento llegaron al reconocimiento, porqué el Dios Grande ha tomado posesión de sus corazones y solamente ahora creen solo en él, se entrega totalmente.

Estos milagros de arrepentimientos los van a vivir ahora mis queridos.
También reconocerán las señales de mi intervención, los muchos colapsos, las desgracias, las enfermedades y las apostasías progresivas. Pero yo el Dios grande tengo el cetro fuertemente en mi mano.

Aunque cuando el más alto Pastor, el sucesor de Pedro no está en la posesión de tomar el barco de Pedro en sus manos y dirigirlo, por las confuciones de este tiempo, tengo yo el Padre Celestial el cetro fuertemente en mis manos.

Crean y confíen y no dejen la oración y la expiación yo los quiero nunca deben olvidarlo.

Yo los bendigo ahora con todos Los Ángeles y Santos en la Trinidad, en el nombre del Padre del Hijo y del Espíritu Santo, amen.

Esten preparadas para la pelea, porqué es la buena pelea para la intervención que viene. no se angustien porque yo estaré todos los días con ustedes.

Registre su correo electrónico para recibir actualizaciones

Print Friendly

Deja un comentario

E-Mail Adresse wird nicht veröffentlicht.

*