28 de enero 2018 – domingo , septuagesima

el Padre Celestial habla después de la Santa Misa de la ofrenda a través de su voluntaria herramienta e hija Anne.

En el nombre del Padre del Hijo y del Espíritu Santo, amen.

Hoy 28 de enero del 2018 hemos celebrado una Santa Misa de la ofrenda, el altar de la ofrenda cómo también el altar de María estuvo iluminado con una luz dorada, el sacerdote que celebraba la misa tenía un vestido dorado con una Cruz en la espalda, el color de la liturgia era de color violeta. Pero a pesar de esto el vestido del sacerdote era hoy de color dorado, el altar de María estuvo adornado con lirios y rosas blancas. Los Ángeles y los arcángeles tenían vestidos largos y de color blanco y llevaban una vela en sus manos, además tenían en sus cabezas una corona de flores, la Madre de Dios apareció vestida de blanco brillante y tenía un Rosario blanco en sus manos, ella tenía en su pecho tres rosas de color blanco, rojo y de color oro. Los Ángeles entraban y salían durante la santa misa con una vela encendida, yo no podía explicarme el sentido de la vela, pero el Padre Celestial me dijo: mi niña, yo le he dado a los Ángeles una vela en sus manos porque la oscuridad ha entrado en todo el mundo, estos Ángeles deben llevar la luz al mundo.

Este mensaje, mi pequeña, significa la luz, está luz es el reconocimiento de este mundo en la oscuridad, está luz debe brillar para todos, debe traer el reconocimiento al mundo.

En este momento les voy a hablar a través de mi voluntaria, obediente y humilde herramienta e hija Anne, la que está en mi voluntad y que solo repite palabras que vienen de mí.

El Padre Celestial habla ahora:

Querido pequeño rebaño, queridos seguidores y peregrinos y creyentes de cerca y de lejos, cómo les espero a todos ustedes para darles las informaciones y mis instrucciones al mundo.

El mundo y también la Iglesia se encuentran en un total caos y en una total oscuridad. Esto no se lo pueden imaginar porque les he separado del mundo, si no, no lo podrían soportar.
Cómo ustedes saben yo les he hablado a ustedes de 3 días oscuros. Mis niños esta oscuridad ya está aquí, pero ustedes no la han notado, esto no se lo pueden imaginar, no se lo puede explicar cómo yo intervengo, yo intervengo en toda la oscuridad lo que no les puedo explicar, ustedes viven en un mundo de reconocimiento ustedes llevan lo sobrenatural en vuestro mundo.

El gran flujo del mundo se separo de lo sobrenatural por la incredulidad, los hombres y hasta los creyentes ya no saben que hacer, porque ya no corresponde nada a la orden, ya no encuentran en ningún lugar justicia, verdad y justicia ya no la reconocen.
Las oficinas notariales son abundantes, están llenas como los de los psiquiatras, pero en ningún lugar encuentran los hombres ayuda, se encuentran en la oscuridad y no se pueden orientar.

Los mismos sacerdotes se encuentran sin orientación y buscan ayuda donde los obispos en sus diócesis tampoco ahí encuentran la comprensión, ni en la silla más alta, la oficina del Santo Pedro.

¿Quién debería ir delante de todos los creyentes? desde luego los sacerdotes mis queridos, muchos han sido llamados, pero pocos han sido elegidos, son solamente muy pocos que siguen mis pasos y aceptan las persecuciones.

¿Qué significa hoy: síganme? esto significa mis queridos que están en una carrera y una constante pelea con lo malo como dice la lectura de hoy, esto significa para cada uno tomar siempre nuevas decisiones, su fuerza humana se paraliza y su confianza humana se encuentra en un punto tan bajo que no se lo pueden ni imaginar. Todas las puertas estarán cerradas para ustedes, sin lo sobrenatural no lo podrían entender, de la vista humana las posibilidades son muy pocas porque en este mundo no se puede seguir más.

Por eso tome la verdad de la verdadera fe, no se dejen confundir por la comunidad, yo soy el Castillo protector y el polo de la tranquilidad dónde deben descansar, acérquense a mi corazón de Padre querido para protegerlos. Cuanto los anhelo a ustedes, oigan mi voz, en mis mensajes me dirijo a mi pueblo para salvarlo.

¿Dónde está mi Alemania? a este país le he regalado muchas virtudes, pero no lo han aceptado, el pueblo alemán me busca, pero termina en las drogas, buscan ayuda en las drogas, pero a la borrachera es muy corta, pero aquí tampoco hay ayuda. Uno se pone dependiente y las drogas aumentan y con esto el suicidio.
Sí se conectan con lo sobrenatural entro yo en vuestra mitad y tomo la responsabilidad, el amor al prójimo crece y con esto el amor a Dios, lo van a sentir porque la instabilidad baja, yo entro en vuestra mitad y ustedes podrán pelear a través de mí y van a poder conseguir la corona de la victoria.
Tómela a ella su querida Madre en su mitad y bajo su manto de protección, renueven su ordenación al inmaculado corazón de María.

Así estarán protegidos en esta pelea, les pondré una legión de Ángeles a su lado, no va a ser fácil para ustedes.
Yo deseo que no terminen la pelea, yo deseo que me demuestren que me quieren de verdad, esto solamente lo pueden, si pelean verdaderamente en este mundo de imposibilidades, solamente así se encontrarán en la carrera de la verdadera fe, el amor no lo podrán sacar de vuestros corazones porque este amor lo he puesto yo en vuestros corazones, este flujo de amor seguirá, asi estarán en el reconocimiento y en la verdad. Se van a presentar cómo seguros, se mirará vuestra fuerza por que serán ejemplo para muchos, yo soy el tercero en vuestra unión y nunca los dejare solos, les voy a enseñar cómo se pelea de verdad y como no rendirse en las más grandes dificultades, la pelea significa el reconocimiento, cuando haya la verdad, entonces empieza la pelea, se les va a transmitir las posibilidades cuando tienen que ser mis defensores, no deben parase.

Ustedes están parados en la frontera, les van a despreciar también así la fe tiene que estar delante de ustedes, el amor crece cuando hay un crisol, les han cerrado las puertas del mundo, pero vuestras fuerzas humanas crecerán, está fuerza estará dentro de ustedes y les dará nuevos estímulos. Dígame: Padre Celestial vale la pena pelear por ti, tú estás conmigo y me das fuerza, estarás conmigo y nunca me sentiré sola, eres el dueño de mi alma que vive en el mundo, me guías, cuántas veces he tocado los limites entonces estuviste aquí yo te he sentido.

Mis queridos, todos tienen que cargar una Cruz pesada, ustedes los que atestiguan la verdadera fe, les agradezco por su sufrimiento.

El sufrimiento significa para ustedes salvación, sin sufrimiento no consiguieran la corona de la victoria, digan me: querido Padre Celestial yo te agradezco el que pueda pelear por ti, estas conmigo sin ti estaría perdido, tú eres el verdadero defensor, a ti se te ha condenado y crucificado, yo quiero seguirte, aunque mi cruz sea pesada y no entendible para mí, solo así te puedo demostrar que te quiero de verdad.

Ayúdame me para un amor más grande un amor de dedicación. Haz vuelto por mí y yo quiero seguirte, tú eres mi vida y mi destino yo no te dejare nunca, quédate conmigo cuando anochezca y la sombra de la muerte llegue, entonces no me dejes yo quiero vivir contigo algún día en la eternidad, eres todo para mí nunca te dejaré.

Yo ofrezco mi vida por mis enemigos, quién hoy es vuestro amigo podrá ser mañana su enemigo ustedes ya lo han notado y no lo podían creer, recen por vuestros enemigos y no renuncien, yo los reforzare cuando sea necesario, demuéstrenme que quieren seguir la pelea conmigo y qué quieren ser los vencedores, vuestro Ángel de la guarda los acompañará en esta pelea, no van a sucumbir, si se entregan a mi completamente y me demuestran su amor. Yo les he dado los 10 mandamientos como guía y los 7 sacramentos para fortalecerlos, esto es mi legado delante de mi sufrimiento de la Cruz para ustedes hasta en la dedicación de la Cruz les he mostrado mi amor.

Ahora quiero hablar de las tareas de mis sacerdotes, mis queridos hijos sacerdotes ustedes me han prometido de verdad durante su ordenación que me iban a seguir, ¿Han cumplido ustedes con esta promesa? No, hace tiempo que se han sacado ya su vestido de sacerdote significa que me han puesto a un lado. ¿Quieren de nuevo empezar la pelea conmigo, quieren pelear conmigo contra Satanás?

Ustedes preguntan porque el Padre Celestial permite que Satanás nos puede probar, no podía yo frenar lo malo, acaso llevo yo los hombres a la tentación se puede por eso cambiar el “padre nuestro” no alteren ninguna de mis palabras, no deben alterar ni una jota de mis palabras, esto es un pecado un sacrilegio.
Ya no se reconoce esto como pecado grave, se dice cómo puede llevarme el Padre Celestial a la tentación si él sabe que débil soy, ¿no lo pude apartar de mí?, sí él podía.
El da a los hombres un crisol, si están fuertes en la verdadera fe, los hombres quieren seguirlo, pero con limitaciones, esto no lo deseo. Ustedes mis queridos deben demostrarme si de verdad me quieren hasta en entregarme sus vidas.
Acepten la pelea y síganme, digan sí a vuestra Cruz no carguen la cruz de vuestro prójimo porque les parezca más fácil, sino que carguen su Cruz en sus espaldas. No se quejen siempre de que es muy pesada, sino que deben aceptarla con agradecimiento, así seran mis discípulos y les prepare sus eternas habitaciones, sin cruz no llegaran hasta el final porque sin cruz no hay salvación, agradezcan diariamente su Cruz, el que no carga su Cruz y no me sigue no tiene para mí ninguna validez, qué pasará con el que va a arrojar su Cruz, el que desprecia mis mensajeros, “Anathema sit” eso significa que está maldito.
¿No soy demasiado duro y flexible con mis niños? no mis eternas habitaciones solamente se consiguen con el amor verdadero. Quédense en mi pista así no podrán fallar en su meta.
El que tira a su Cruz y no quiere cargarla más tiene que soportarla con la fuerza humana, esto se ve diferente mis queridos, la Cruz se pone muy pesada y no habrá ayuda para ustedes, la desesperación los acaba y el mal los ataca.
No pueden esperar ninguna ayuda, aunque la esperan, no saben que hacer porque el polo tranquilo soy yo el Dios trinitario, nadie les va a enseñar porque la incredulidad entro ya en el mundo. Yo quiero vuestra tranquilidad y seguridad, vengan todos a mí los que están cargados yo les refrescare, deben sentir que actúa una fuerza divina en ustedes.
Mi querido hijo sacerdote qué pasa contigo, quieres estar unido a mí tú querido Jesús, vivo en ti y tú en mí entonces demuéstremelo y empieza la pelea, aunque te parezca inútil. Quieres creer fuerte en mi presencia entonces demuéstremelo, aunque te cueste la vida, si te lo tomo o no está en mí juicio. Entrégate completamente y podras alcanzar todo lo que te parece importante en tu vida, tú has llevado mi vestido de sacerdote porque así lo deseo yo, tú eres el único en tu pueblo que usar el vestido negro de sacerdote en reverencia. Los otros sacerdotes se avergüenzan de usarlo, pero yo te he dado la fuerza de cumplir con mi deseo.
Mira los muchos mártires del pasado han muerto por la fe, se burlaron de su fe.
También tú puedes ser un mártir del alma si yo lo deseo, en este tiempo hay muchos mártires del alma. Te van a despreciar porque lo moderno tiene en este tiempo preferencia. De ti espero que pelees por mí, yo deseo de ti fidelidad lo que me has prometido, yo deseo que pelees hasta el último momento de tu vida por mí, dime gracias por tú Cruz porque yo te la regalado por amor, todo es por mi voluntad.
Yo los bendigo ahora con todos los Ángeles y Santos y con su querida Madre y Reina de la Victoria en la Trinidad, en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, amen.

Esten dispuestos para pelear por la verdadera fe porque yo los quiero inconmensurablemente.

Registre su correo electrónico para recibir actualizaciones

Print Friendly

Deja un comentario

E-Mail Adresse wird nicht veröffentlicht.

*