25 de mayo 2015 – Segundo Día de Fiesta de Pentecostés

Mensajes del Padre Celestial à su hija Anne.

El Padre celestial habla en la Misa Tridentina de Pío V, en la casa de gloria en Mellatz atraves de su instrumento y su hija Anne.

Anne: En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. tambien hoy lunes de pentecostes en día, el lunes de Pentecostés se sumergió de nuevo el altar del sacrificio y el altar de Nuestra Virgen Maria en brillante, luz de oro y plata. Durante la Santa Misa, muchos ángeles entraron a la capilla de la casa en Mellatz y se agruparon en torno al altar y alrededor del altar de Nuestra Virgen Maria. Se volvieron a aparecer lenguas de fuego sobre nuestras cabezas. Al mismo tiempo, el Espíritu Santo era visible en la forma de una paloma blanca sobre la cabeza de la Madre de Dios. Los ángeles cantaron durante la Santa Misa, el Glória en exzélsis Deo. El Santo Arcángel Miguel salió a la luz y mantuvo fuera todo mal con su espada.

El Padre Celestial hablará hoy: Yo, el Padre Celestial, hablo ahora y en este momento por mi instrumento dispuesto, obediente y humilde, mi hija Ana, que está totalmente en mi voluntad y sólo repite palabras, que vienen de mí.

Pequeño rebaño amado, queridos pequeños, seguidores amados y queridos peregrinos de cerca y de lejos, todos ustedes tienen ahora el poder del Espíritu Santo sobre ustedes y experimentaron notablemente su gran fuerza. Él se introdujo en vuestros corazones, a inspirarles en la exportación del Espíritu Santo en el mundo, el Espíritu de verdad, el espíritu de consuelo, el espíritu de la alegría, la felicidad interior y satisfacción interior, la paciencia, la mansedumbre y la bondad. Todos estos frutos recibirán en gran medida hoy, el segundo día de fiesta de Pentecostés.

Ustedes, amados míos, sois los favoritos, sois los elegidos, aquellos que creen. Una vez más quiero repetir: „El que cree y se deja bautizar, será salvo y el que no cree, será condenado“. Sí, estas palabras son duras, Mis amados hijos, pero esto es cierto. Es importante que ustedes crean y lleven esta creencia al mundo. El mundo será capaz de leer en ustedes lo que es cierto.

Ustedes, mis querido, tienen muchos enemigos. La fe y la verdad son tan fuertes, amados mío, que van a tener muchos enemigos al proclamar la verdad, porque la verdad tiene muchos enemigos. Sí así es. Sin embargo, mis amados, que están comprometidos con la verdad. Hasta el último momento, hasta sacrificicar vuestras vidas, ustedes tienen esta fe firme en vuestros corazónes. dejen fluir la fe, hoy especialmente fortalecido por el Espíritu Santo. Este Espíritu Santo les enseñará todas las cosas que deseo de ustedes. Todos los días lo sentirán: Ustedes son los fuertes, seréis verdaderamente mis miembros en la vid verdadera, ustedes tienen el Espíritu Santo por dentro, y lo rozan por el mundo.

Mi madre les acompañará en vuestro camino. Ella es la novia del Espíritu Santo y, por tanto, tiene la responsabilidad de guiarles como vuestra Madre Celestial, como Madre de Dios, como la Inmaculada Madre de la Victoria. Ustedes serán victoriosos. Y esta victoria, mis amados necesitan tenerla en sus mentes. No miren a los enemigos que les persiguen, pero oren por sus enemigos. Estos enemigos que quiero salvar a través de ustedes, Mis amados, especialmente los enemigos en Wigratzbad que le perseguirán más. Éste guía, por desgracia se conviertirá en vuestro enemigo. Pero no tengan miedo. He tomado las riendas en mis propias manos y no cómo este llamado el director dice, que prevalecerá en este lugar de peregrinación.

Yo soy el príncipe de este mundo y de este santuario de mis gracias, el santuario de mi madre. Allí, el gran evento viene muy pronto, porque mi tiempo se ha cumplido. Incluso ayer les dije que ahora ha llegado mi tiempo y esta vez se ve diferente que antes: Muchas tribulaciones, muchas enfermedades, muchas catastrofes de clima y los desastres están llegando en la tierra; porque mi brazo de ira ha bajado. Mi madre no puede mantener este brazo de ira. Tengo que intervenir, mis amados, y esto es muy amargo para mí.

Mis hijos sacerdotes amados, mis escogido, mis llamado, mis ungidos, ustedes no escuchan mis palabras y no tienen en cuenta que sólo hay una, santa, católica y apostólica y sólo una Misa Santa, en el rito tridentino de Pío V, que fue canonizado. No se dan cuenta de que son los elegidos, y que quiero transformarlos en sus manos a través de mi Hijo Jesucristo, y que no lo puedo en mi hijo. ¿Por qué? Como no tienen manos sagradas más y ya no adoran mi cuerpo y sangre, y creer en ella. Para ellos es sólo un símbolo, no la verdadera santa eucaristía. Ustedes me desprecian, me dan la espalda a mí y creen que pueden anunciar a los hombres la verdad y representar a la verdad como una mentira. Estas mentiras serán reveladas, mis Amados. Mi tiempo ha llegado. Todo va a ser sacado a la luz a través de ustedes, ms amados.

Tú, mi pequeña, tienes la misión mundial y la misión mundial se cumplirá. Tu eres la mensajera de esta gran misión, y la misión de Wigratzbad. No te van a creer, pero yo soy el dueno de este lugar de la oración y la gracia. Yo te guiiré a ti y a ustedes, porque ustedes no tiene la sabiduría, la ciencia, ni el título de Doctor, que se concidera alto. No, ustedes son mis pequeños y permanecer mi pequeña nada. Os dejáis guiar y controlar por mi, el Padre Celestial y permanecen en la humildad. Mis hijos sacerdotes lamentablemente atribuyen al orgullo. El líder de este lugar de oración proclama el orgullo y muestra a la gente lo que es un poder que tiene. Este, su poder, voy a romper pronto. Él va a sucumbir a su orgullo, porque no gobierna Satanás sobre él, pero yo, el Padre Celestial. Lo voy a restregarlo y no podrá hacer nada de lo que habla en contra de mi voluntad. El poder de Satanás llegará a su fin. Él no va a entender. El mal vendrá sobre él y también a través de este diácono, porque han despreciado mi pequeños favoritos y perseguidos. Les han echado de este lugar Wigratzbad, aunque yo les había elegido para cumplir esta gran misión.

¿Cuál sería Wigratzbad sin esta misión sin la Inmaculada Madre de la Victoria? Ella será victoriosa, y para esto toma todos sus hijos de la virgen Maria bajo su manto y los conduce a la verdad. No les dejará solos, por los contrario, ella los ama y los transforma. Todo se somete a su amor, el amor de la Madre de Dios, la Madre del Amor y de la reina de la Victoria. Sí, van a ganar una reina, porque la he elegido para aparecer en este sitio con su hijo Jesucristo, con su cruz, que será visible en el mundo. Y no se puede decir, que no es cierto, podemos explicar este evento como un evento natural.

Es inexplicable. Es un milagro y hay que admitir que en lo que es humanamente esto no se puede explicar. Se van a caer, no sólo por la vergüenza, pero con miedo. Se van a caer, porque reconocerán sus propios pecados, nuestras propias transgresiones y uno deberá sentir un profundo pesar a confesar estos pecados en la confesión penitente, para evitar que sean arrojados al fuego eterno. Admito que todo esto todavía tiene una oportunidad. Por lo tanto, mis amados? A través de mi pequeña banda y sus seguidores en Mellatz por expiar porque han insertado noches, expiaciónes y devociones, castigos y porque están dispuestos a hacer en gran medida a las ofrendas y llevar a sus enfermedades y aflicciones en sí mismos para salvar a este sitio gracia Wigratzbad. Ha sido destruido por este líder.

Ustedes, queridos, se pueden ver en esta iglesia la expiación, que fue completamente rediseñado en una iglesia masónica y que ya no está en la verdad y la fe verdadera. Allí, todo ha cambiado y se sienten los fieles que ya no está el espíritu del fundador, Antonie Rädler. No, el demonio ha vuelto allí. Y este líder tendrá que lamentarlo amargamente.

Los amo a todos y os bendigo a todos y quiero guiarles a la verdad, porque el Espíritu Santo vendrá sobre todos los que están dispuestos a arrepentirse y para difundir la verdadera fe para vivirla, y también para presenciarla.

Os bendigo en la Trinidad con mi madre querida, todos los ángeles y santos, sobre todo hoy en el Espíritu Santo, en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

El amor de la Trinidad os abrumará y a través de ustedes va a fluir en el mundo, mis amados. Amén.

Registre su correo electrónico para recibir actualizaciones

Print Friendly