23 de abril 2017 – domingo de la misericordia

El Padre Celestial habla hoy después de la santa misa de la ofrenda tridentina según Pio V. a través de su voluntaria, obediente y humilde herramienta e hija Anne.
Anne: en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.
Que digna fue esta santa misa de la ofrenda según el espíritu de Jesucristo. El altar de la ofrenda estaba decorado con muchas flores, sobre todo la estatua de la misericordia estaba decorada con rosas blancas y lirios calas. El altar de Maria estaba sumergido en un mar de rosas. Los Ángeles entraban y salían durante la santa misa de la ofrenda y se alegraron de la adoración del santísimo ellos se inclinaron delante del tabernáculo. Muchos santos estaban presentes, también la santa hermana Faustina. Ella agradeció por la santa misa de la ofrenda con una inclinación de la cabeza.
El Padre Celestial hablara:
Yo, el Padre Celestial, voy a hablar hoy, mis queridos niños a través de mi voluntaria, obediente y humilde herramienta e Hija Anne, en este gran día festivo, el domingo blanco y el día de la misericordia a ustedes. Ella solamente repite mis palabras, ella está completamente en mi voluntad.
Querido pequeño rebaño, queridos niños del Padre y niños de Maria, queridos seguidores y queridos peregrinos de cerca y de lejos. También ustedes mis creyentes, son llamados hoy a seguir este mensaje.
Yo, el Padre Celestial, hablo en nombre de mi Hijo Jesucristo, en la misericordia. Grandes flujos de gracia irán a recibir en este día festivo, en la hora de la misericordia. Sus corazones serán llenados con el amor de Jesucristo.
Él es el misericordioso. También ustedes deben ejercer la misericordia. Cuánto sufre mi Hijo de esta falta de fe. Todo lo ha dado, todo, hasta la última gota de sangre. También ustedes deben sacrificar todo, ustedes son los que sacrifican y aman. Nunca deben juzgar a los que les odian y persiguen. El juzgador soy yo, el Grand Dios en la trinidad, el Padre Celestial. Un día serán juzgados también estos confundidos, pero antes deberían expiar y no despreciar a estas personas. Nunca deben devolver lo mismo por lo mismo. No, oren por sus enemigos y expíen por sus grandes errores, porque yo, el Padre Celestial, espero por vuestra expiación.
Cuanto anhelo a cada uno de los sacerdotes que se deciden en este día, por querer regresar. es el día de la misericordia. Iré a perdonarles todos sus pecados, cuando tienen el deseo, de arrepentirse y empezar una nueva vida. Cuanto lo deseo en este mi día festivo, especial.
Quiero perdonar estos pecadores, porque el día de misericordia llego.
Pero no entiendan mal este día, ustedes no deben ser compasivos con aquellos, que están en pecado grave y se quedan y no quieren regresar al camino del regreso. Esto es el camino falso de la misericordia.
Iré a perdonar mis enemigos si ustedes expían y rezan por ellos, porque yo no deseo, que se sigan quedando en estos pecados graves y no se arrepientan. Ustedes deberían llevarles al camino del regreso.
Cuanto anhelo cada una de estas almas. Yo quiero poderme alegrar de cada una de estas almas con el deseo de regresar. Que alegría hay en el cielo por cada uno que tenga el deseo de regresar. Los Ángeles irán a arrodillarse, para alegrarse por estas almas con deseo de regresar.
El cielo abrirá en este día y yo, el Padre Celestial, dejo fluir la sangre de mi Hijo sobre muchos pecadores. La sangre de mi Hijo debería limpiar los corazones. El santo sacramento de la penitencia es el sacramento, donde las almas deben sentir otra vez la santa gracia, si se arrepienten de sus pecados y libremente van a confesar.
Regresen mis queridos todavía hay tiempo. Todavía está el día de la gracia, el día, en que voy a perdonar.
Yo anhelo su regreso, cuanta alegría habrá hoy en el Cielo. Ustedes mis queridos, también han vivido este día de alegría, pero también ustedes han cargado su cruz voluntariamente.
La cruz es la persecución y el desprecio que se les ha enfrentado, porque creen y porque quieren perdonar a los pecadores, para que no pierdan la eterna salvación. Bajar eternamente en los abismos, es un sufrimiento tremendo. Estos mis hijos sacerdotes que todavía no están dispuestos a regresar están delante del abismo y ustedes pueden salvarlos, si ellos solamente tienen un solo deseo, de querer regresar. Su alma debe llenarse con gracia de amor. Deben tener el deseo, de vivir la alegría, porque yo quiero enfrentarlos en amor. La rabia del maligno es tremenda y este maligno deben enfrentar con lo bueno. No deben hacer lo mismo, no dejen crecer la agresión en ustedes, no, el amor tiene que ser el punto más decisivo para ustedes. Con amor deben enfrentarlos y nunca despreciarlos, porque yo quiero salvarlos. Yo también quiero a vuestros enemigos. ¿No les he ensenado en el jardín de los olivos el amor a los enemigos? Ustedes se encuentran en el último camino, porque han pasado por los últimos escalones del monte Gólgota. El desprecio los persigue. Esto es el maligno, pero nunca deben hacer lo mismo. Acepten esta persecución de los enemigos por mí. No vean primero a su propia persona, sino vean el desprecio del Dios Tridentino, el ateísmo. Si el hombre sigue en el ateísmo, su alma se secará. No tendrá alimentación. La única alimentación es el amor de Dios, Dios en la Trinidad.
Así todos tienen el deseo de salvar sus almas. Entonces correré al encuentro. En este tiempo del ateísmo el hombre está lleno de desesperación y sin confianza. Sin esta esperanza el hombre no puede vivir entonces cae en los deseos mundanos. El caerá en las drogas en el alcohol y otras ansias. Entonces el maligno tiene su entrada. El influirá a los sacerdotes para que le sigan. Muchos no irán a reconocer, que el ateísmo es la caída de sus almas y lo maligno entra tremendamente, lamentablemente en estas almas de los sacerdotes, a los cuales mi anhelo nunca terminara. Por eso crean y confíen, que yo quiero salvar a todos de esta caída. Ni uno solo debe caer al abismo eterno, cuando vuestro peso de la cruz se aumentará.
Tú, mi pequeña, tienes que sufrir especialmente, con dolores en este día, acepta esa cruz, así como yo lo permito, porque puedes salvar a muchas almas y esto será tu deseo y el mío. No se rindan y presten atención al verdadero camino del amor y el verdadero camino del regreso de los sacerdotes.
Su deseo debe ser, de salvar a todos los sacerdotes y seguir en el amor hacia la cruz, en el amor del desprecio. Entonces están en el camino correcto. Así los quiero especialmente. Esto es mi deseo para ustedes hoy en este día de la gracia de la misericordia.
Amor sobre amor, fidelidad sobre fidelidad.

Sean mis queridos niños y fíjense fuerte en mi cruz. Así serán queridos especialmente. Les acercare muy fuerte a mi cruz. Esto es mi mensaje para ustedes mis queridos que creen y confían.
Así les bendigo hoy en el día de la misericordia y en la hora de la gracia con todos los Ángeles y Santos, en la trinidad, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amen.

Sigan adelante en el amor y este amor será decisivo en sus vidas.

Registre su correo electrónico para recibir actualizaciones

Print Friendly

1 Comments

  1. There are some web sites which permit consumers to view any motion picture online merely if you’re certainly not thinking about downloading it any video use this choice.St.Tell a story with your email marketing campaign.A. What are your potential buyers and readers understanding? What issues or challenges are they at present facing? What potential solutions are they expressing? Meet them where they are and guide them toward where you want them to go.
    faux bague 3 diamants cartier [url=http://www.bestlovegift.nl/]faux bague 3 diamants cartier[/url]

Deja un comentario

E-Mail Adresse wird nicht veröffentlicht.

*