19 de julio 2015 – octavo domingo después de Pentecostés

Mensaje del Padre Cielo a Anne.

El Padre del cielo habla a través de la misa tridentina por el Padre Pio V. En la capilla de Melatz a través de su instrumento e hija Anne.

Anne: En el nombre del padre del hijo y del espíritu santo. Amen.

También hoy estuvo el altar de María en una luz dorada brillante. Los ángeles entraban y salían adorando a nuestro Señor Jesús Cristo en el Santísimo Sacramento del altar. También los apóstoles fueron iluminados, como también el ángel del tabernáculo y especialmente el tabernáculo durante la santa Misa.

El Padre del Cielo quiere hablarnos hoy: Yo el Padre del Cielo hablo hoy y en este momento, a través de mi instrumento dispuesto, obediente y humilde y mi hija Anne, que está totalmente en mi voluntad y sólo repite palabras que vienen de mi. Mi pequeño rebaño amado, Mis seguidores amados, Mis queridos peregrinos y fieles de todas partes, que son amados sobre todo por vuestro Padre Celestial, porque ustedes están bien informados sobre el próximo período. Esten atentos, Mis amados hijos y respeten estrictamente mi información para ustedes. Que es importante para todo el mundo, sobre todo para la Iglesia Católica.

¿Dónde está hoy esta Iglesia católica? ¿Dónde veis Mi Iglesia Católica que Mi Hijo Jesucristo ha establecido? No se ha hundido ya y es uno de los muchos en el movimiento ecuménico, o se trata de una iglesia protestante? No se puede decir con exactitud, debido a que no se le puede reconocer ya. Ellos la han destruido a tal grado que ya no puede reconocerse.

Mis queridos Cardenales, Arzobispos y Obispos no están dispuestos, para fundamentar y adentrar en la verdad a este Papa, que fue elegido por los masones. Lo que él dice y vive no se corresponde con la fe católica. Se ha convertido en un hereje, en Anticristo. Ya no enseña la verdad de la Iglesia Católica.

Mis amados hijos Sacerdotes, ¿dónde están, dónde están, vosotros los que profesan: Sois un Sacerdote para siempre? Estoy para esta verdad en la fe Católica? No, no me profesan y no me dan testimonio. Ustedes creen que pueden seguir esta Autoridad que enseña y vive el grave pecado, y no estáis dispuestos a expiar y desvelar esta ofensa. No se puede decir entonces ahora que esta Iglesia está bien, que todo cuanto ahí es dictado por la Autoridad corresponde a la Verdad. Se ha retorcido la Verdad. Se han convertido en una mentira y el satanismo ha regresado. Uno ya no puede distinguir entre la verdad y la falsedad. están parando en un completo caos. Todos los pecados graves son ahora posibles. Incluso se han legalizado. ¿Por qué? Porque la Iglesia Católica se acerca más y más al hundimiento. ¡Qué triste para vuestro Padre celestial, tener ya que tomar el Cetro de la Iglesia Católica en su mano. Estoy muy triste y vuelvo sobre mis sacerdotes hijos, a quienes he elegido y tantas veces he informado: Estad en la fe católica. Permaneced fieles a mí y expresadme su lealtad durante vuestra vida, y por su propio testimonio. ¿Son para ustedes en esta Iglesia Católica todas las cosas posibles, mis amados hijos sacerdotes? ¿Pueden hacer todo lo que ustedes deseen? ¿No conocen límites? ¿Han olvidado los mandamientos? Ustedes dicen: No podemos creer en la Mensajera, porque tenemos la Biblia. Las mensajeras son los falsos profetas y podemos dar testimonio. ¿Conoceis vosotros la Biblia, Mis amados hijos sacerdotes? ¡No! Esta Biblia ahora se debe cambiar porque hay mucho que no se puede vivir, ¿Por qué ustedes no están listos. Si ustedes quieren alinearse a las Escrituras, tendrían que cambiar ustedes. Pero, ¿ a quién quieren cambiar? A la Iglesia Católica, a ella quieren cambiarla. Ya no está a la moda de hoy en día. Se tiene que voltear todo y distorsionarlo. La verdad debe convertirse en una mentira, sólo entonces es correcta. Obedecéis a los masones. Ellos les dejan las riendas sueltas. Todo lo que es santo, lo que es piadoso, lo deben infringir (repudiar). Ustedes deben decirles: Ya no les necesitamos más. Durante años ustedes han trabajado para este lugar Wigratzbad y cumplido todo en la voluntad del Padre Celestial. Por y en el amor hacia la Santísima Madre de Dios, la Inmaculada Madre y Reina de la Victoria, lo han hecho todo. Pero ahora ya no les necesitan. Se pueden ir. Estáis de más. Ahora vamos a cambiar todo a nuestra discreción. Así os han dicho.

Esta Iglesia de expiación de penitencia, se ha transformado en una iglesia masónica. ¿No es bastante ya lo que se ha hecho? No, no es todavía suficiente. Se quiere ahora también derribar este lugar de gracia, demoler este Santuario de misericordia. Todo cuanto recuerde a mi amado fundador Antonie Rädler ya no puede ser. Se le debe pasar a un segundo plano para que así deba prevalecer ahí el modernismo. No queremos un lugar de gracia, no queremos un lugar de peregrinación, no, queremos formar un centro para el turista. Eso dicen. Los turistas son bienvenidos, pero lo que aquí nadie desea, es el deseo de pasar aquí una noche en vela orando con los peregrinos feligreses, el encargado de este Sitio de Peregrinación declara, el que quiera orar, y que quiera velar por la expiación. Eso ya es obsoleto. Eso dicen. En la actualidad somos modernos. Y este director junto con su diácono subalterno, se torna cada vez más malicioso. En él, el mal actúa de forma gigantesca. Escapa hacia afuera su rabia. Él se enfurece con estas personas que han accedido a participar, y se han declarado dispuesto a hacer todo, desde la fundación del Santuario. Ahora se pueden retirar.

Nadie debería estar aquí que recuerde la verdadera peregrinación. Todo está en un completo desastre. Nadie puede entender lo que está pasando aquí. Satanás ha vuelto, y este lugar de oración y peregrinación va a ser completamente destruida.

Mis amados fieles pueden permitirlo? Entonces, no tendríais que actuar, orar y testificar, que este delito, que tienen planeado, no pueda tener lugar? Soy el poderoso Soberano, el que en su Omnipotencia y en la Omnipotencia quiere actuar y actuará. Pero estoy esperando a los muchos creyentes que ahora profesan este Santuario y abiertamente dicen que no, que no debe suceder, porque eso es una barbaridad que debe detenerse.

Este director con su diácono subalterno, deben ser obligados a detenerse. Yo soy el soberano de este Santuario y este Santo lugar y espero a mis devotos y feligreses.

Ustedes, mi pequeño rebaño, que desde hace tiempo han estado de acuerdo, en visitar diariamente este Santo lugar, y solo por la única calle pública que se les es permitido hoy, para pasar y para orar. Porque se os ha prohibido la entrada   al recinto. A muchos más les será esta casa también prohibida, porque tampoco serán deseables, porque oran y creen y con su fe dan testimonio. Se les despreciará, se les perseguirá. Y yo los amo por sobre todo. Ellos han sabido de esta peregrinación. No ven como poder destruirlos,   pero oran y confiesan abiertamente que esto es un delito.   Debo a través de mi Marcha penitencial ser testimonio para todos los demás. No miro más allá. Aunque sufro, pero confieso a mí mismo el hecho de que esta, es una gran ofensiva que viene a nosotros.

Todo va a ser demolido, que es una reminiscencia de este establecimiento lleno de gracia. Todo será destruido. ¿Se lo imaginan amados míos? ¿Dónde están ustedes, Mis hijos sacerdotes! ¿Dónde estáis, mis fieles creyentes! Invito a todos: Lleguen a mi corazón lleno de amor, eso es tan triste que el dolor también a mi Madre querida, la Inmaculada Madre y Reina de la victoria. Ella llora por este Santuario. ¿Podéis verlo allí? No, puede ser posible. Mi madre no tiene palabras para lo que está sucediendo ahora. Ella se ha convertido en silencio. Ella está esperando a los que le profesan, a sus hijos Marianos. Ella se comprometió a tomar a todos bajo su manto y capa protectora. Vosotros no seis perjudicados pero eso deben comprometerse con este Santuario.

Hay muchas maneras y una es la madre de la invención, si se quiere luchar por este Santuario. La voluntad es decisiva para ti, mi amada. Yo, el Padre celestial, estaré junto a ti. Pero si estáis en silencio y pensáis que, podeis dejar todo, porque podeis ahora lamentablemente no hacer nada, y ver lo que está sucediendo ahora, porque somos impotentes. Esa no es la manera correcta, mi amada. Estoy a la espera de lo que quieres hacer para evitar la demolición de este Santuario, esta Capilla antigua . Estoy esperando porque Te amo y mi dolor es excesivo. ¿Podeís imaginar que, que yo no pueda perdonar este atropello? Quién presta una mano en este lugar, a ellos no puedo reconocerlos mas. El pecado es de gran magnitud.

Y sin embargo, quiero advertir a todos ustedes de nuevo hoy: No cometais esta atrocidad, piensen lo que le haceis a vuestro Padre Celestial. Él es vuestro padre, que les creó y no se pueden decir que ya no teneis este Padre Celestial más. Él no se atraveisara en nuestro camino. Nosotros le podemos echar porque hemos tomado el poder por nosotros mismos. A nuestro criterio, vamos a actuar. Y violamos todo lo que está en nuestro camino.

Mis amados, mi pequeño rebaño amado, expiar, rueguen y sacrifiquen. Háganlo ahora mismo. Les quiero a todo y estoy en este domingo después de la fiesta del Santo Sacrificio que han festejando en toda reverencia, muy triste por lo que debe hacerse y lo que yo, el Padre Celestial, debo prevenir. Una gran calamidad vendrá sobre esta Ciudad Sagrada. Es inconcebible para vuestro Padre Celestial, incomprensible. Yo tengo el poder y la omnipotencia, y voy a actuar en un futuro próximo. No todo lo que se puede hacer, qué se está haciendo en el satanismo, que los masones pretenden los herejes y el anticristo, que ya no profesan la verdadera, fe católica y apostólica, que cree que ahora puede torcerlo todo, porque todo es posible. Tenemos el poder y la determinación y nadie más, porque dicen: No hay Dios.

Miren a esta Homosexualidad la que en mi Santa Iglesia Católica se ha penetrado. Seden a esta mezcla. Le quieren legalizar. Este pecado es especialmente muy pesado, sobre todo en gran medida a la pureza de su amada Madre en este Santurario de gracia como Madre Inmaculada. ¿Cómo se debe mirar en su corazón? ¿Cómo hay que sufrir por sus hijos sacerdotes amados que ella ha llamado la atención que desea atraerlos y a ellos que obedecen a la masonería y no a su amoroso Padre celestial en la Trinidad.

Mis amados, esto no es una buena noticia, que os he predicado hoy, pero tampoco una amenaza, sino el amor de vuestro Padre Celestial les llama. Este amor no tendrá fin. El amor de vuestro Padre Celestial es para todos incomprensibles. Dense a Él por completo.Manténganse valientes y fuertes y sigan este camino difícil, y no se rindan, aun cuando la desesperación los quiera alcanzar, y piensen, nadie está más a nuestro lado, estamos solos y abandonados y nadie quiere aprender algo sobre la verdad.

Veo vuestros sacrificios, Mis amados hijos, mi pequeño rebaño amado. Les prometí que yo siempre estaré con ustedes en cada situación. Yo veo en vuestros corazones. Veo, vuestros sacrificios y vuestras expiaciones valen oro porque aman y porque ustedes me demuestran el amor. No se den por vencidos, incluso si todo habla en contra de ustedes. Incluso entonces ustedes demuestren al amoroso Padre, Vuestro padre y yo soy su hijo. Ustedes me aman y demuestran a mí que realmente me aman. A todos ustedes también acojo cuando sean perseguidos. Y lo verán. No tengan miedo, mis pequeños amados, ustedes también tienen la plena protección.

Van a crecer, a pesar de que también a mi pequeña en Heroldsbach, la han perseguido junto guía espiritual y su pequeño rebano. Ellos han sido denunciados a la policía por la oficina del fiscal público y este gran injusticia se ha hecho para ellos. Pero, ¿quién es el soberano también sobre todo esta ciudad de oración Heroldsbach? Yo El Padre Celestial. Yo guiaré y conduciré todo ahí y mi amada Madre del Cielo estará allí, ella es adorada ahí, y le lastiman, cuando como Reina de la Rosa Mística de Heroldsbach la traspasan. Le menosprecian, no se cree que este lugar Heroldsbach traerá algún fruto. También aun cuando mi pequeño rebano este muy retirado, también se extienden estos rayos de gracia sobre Heroldsbach en esta noche de expiación, que mi pequeño rebano en su capilla de casa en Mellatz y celebran. Nadie que este dispuesto a hacer estos sacrificos en esa noche será discriminado.

Y así es como se ve con el Santuario Wigratzbad. También este lugar que no será capaz de destruirlo, aunque lo quieran. Todo lo quieren destruir. Mi pequeña Antonie amada está en el cielo y ella mira a su Wigratzbad. Qué triste es que ustedes han convertido esta iglesia de expiación en una iglesia masónica. Este director se convirtió en masón. Lamentablemente, esto sucedió, y por desgracia se ha expuesto a sí mismo y obedece al mal del todo y a la voluntad de los masones y nunca en mi deseo y ni mi voluntad.

Por lo tanto, no tengan miedo, mi rebaño pequeño amado. Ustedes tienen la plena protección y se ponen de pie bajo el poder Divino. Si van allí todos los días, por la voluntad de su Padre Celestial. Nunca les pasara nada, nada que su Padre Celestial no quiera. Crean y confíen en que ustedes a través de esa persecución serán cada vez más fuertes.

La Divina Voluntad será visible a través de ustedes. Vuestros corazones serán fuertes a través de la gracia de los rayos. Les amo y bendigo ahora en la Trinidad con mi Madre Celestial del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Sean fuertes y permanezcan fieles al Cielo. Amen.

Registre su correo electrónico para recibir actualizaciones

Print Friendly