17 de diciembre 2017 – Gaudete, domingo 3 Adviento

el Padre Celestial habla después de la Santa Misa de la ofrenda en el rito tridentino según Pio V. a través de su voluntaria, obediente y humilde herramienta e hija Anne. En el nombre del Padre del Hijo y del Espíritu Santo, amen.

Hoy hemos celebrado el tercer domingo de Adviento, el domingo de la alegría, la Santa Misa de ofrenda en el rito tridentino según Pio V. con toda dignidad, el altar de la ofrenda y también el altar de María estuvieron adornados con muchas flores, la Madre de Dios estaba rodeada en un mar de flores, su manto blanco estaba transparente y su corona brillaba con muchos diamantes y perlas, su Rosario en blanco como su capa, los Ángeles Cómo también los arcángeles salieron y entraron, ellos adoraban al Santísimo en el tabernáculo.

El Padre Celestial hablara hoy:

Yo el Padre Celestial hablo ahora en este momento a través de mi voluntaria, obediente y humilde herramienta e hija Anne, la que está totalmente en mi voluntad y solo repite palabras que vienen de mí.

Querido pequeño rebaño, queridos seguidores y queridos peregrinos y creyentes de cerca y de lejos, hoy el domingo de Gaudete y alegría quería transmitirles un mensaje especial. ¿Qué significa para ustedes el domingo de Gaudete o de alegría? Alégrense mis queridos por qué mi segunda venida se acerca, ustedes deben celebrar el nacimiento de mi hijo el hijo de Dios en esta fiesta de Navidad también va a pasar un gran acontecimiento que no podrán entender. Alégrense, porque el señor está cerca, ustedes mis queridos los que creen ni siquiera lo pueden entender, pero también ustedes los que no creen se van a caer del susto y de asombro, porque van a pasar verdaderos milagros, los que ya he profetizado.
Ustedes mis queridos anhelan al cumplimiento de vuestros deseos, yo conozco sus preocupaciones, pero ustedes deben alegrarse hoy en este domingo de alegría por la fiesta de Navidad, ustedes no tienen que lamentarse por las preocupaciones que tienen, pero hoy debe ser más fuerte la alegría en vuestros corazones, porque con esto reciben la fuerza divina. Y este regalo de gracia es necesario para ustedes en este tiempo difícil. Déjenlo entrar en vuestros corazones.

No se preocupen por el cumplimiento de vuestros deseos personales, se les va a dar a su debido tiempo lo que no pueden pensar va a suceder, no van a entender todo al mismo tiempo sino poco a poco le daré a reconocer mi plan, deben creer y confiar, aunque no vean nada, todo se va a arreglar, todo se va a descubrir en mi justicia.

No se preocupen por el cumplimiento de sus deseos, pues vuestro Padre Celestial sabe todo lo que está escondido en vuestros corazones. Deben sentir la satisfacción en vuestros corazones y también el agradecimiento y la alegría, está gran fiesta está delante de la puerta, ustedes se han preocupado y van a seguir haciéndolo, muchas ofrendas precediran en estos días, ustedes dicen con gusto “sí Padre” así como tú lo quieres va a acontecer. Acepten su Cruz cómo lo he previsto. Tú nos darás la fuerza que necesitamos para esta fiesta de Santa Navidad, mucho no podrán entender. Vas a dejar entrada la fuerza Divina en nuestros corazones, vuestra Madre Celestial y reina de la victoria les va a regalar mucho para que puedan aceptar la Cruz.

Aunque muchas veces les parezca difícil, la Madre de Dios les regala la gracia para resistir hasta el final, mucho mis queridos no lo van a entender porque el tiempo venidero es insondable y tan grande que no se los puedo explicar para que vuestra mente humana lo puede entender. No van a entender la grandeza de mi venida y la de vuestra a redención, oren, expíen y ofrezcan Sobre todo persistan hasta el final. Los enemigos van a ser abundantes y van a tratar de desalentarlos de la verdad, pero por eso les digo alégrense todos los días para que no pierdan la fuerza.
Yo los quiero y estoy todos los días con ustedes hasta mi venida, por eso pueden alegrarse porque están preparados para mí venida, vuestra querida Madre y el Santo Arcángel Miguel y todos los Santos de custodia los van a proteger del mal. Recen por ellos para que no caigan en la tentación, también ustedes mis queridos no podrán entender la grandeza de mi venida, por eso alégrense por qué el cielo está cerca, el cielo se va a aparecer con muchos acontecimientos visibles. Con un ruido estruendoso se va a manifestar, entonces aparecerá en todo el firmamento la Cruz brillante, ustedes ya no serán los perseguidos sino los ofrendados y los regalados de todo el acontecimiento del mundo, esto no lo podrán entender nunca.

Piénsenlo bien, que todo va a pasar de este pequeño pueblo de Mellatz, porque no podrán entender, porque esto es mi casa de gloria que, que yo he construido para mí. Ustedes son mis herramientas que me siguieron yo solo voy a determinar lo que va a pasar allí, todo va a hacer en mi plano divino, van a ser sorprendidos de cómo va a suceder, persistan por qué mi amor no tiene límites y van a inflamar vuestros corazones, estás llamas de amor sobrepasan vuestra inteligencia.

Yo los quiero y los bendigo en la Trinidad con vuestra querida Madre y reina de la victoria con todos los Ángeles y Santos, en el nombre del Padre del Hijo y del Espíritu Santo, amen.

Alégrense, alégrense todos los días, porque estoy con ustedes, los deseo de vuestros corazones se cumplirán.

Registre su correo electrónico para recibir actualizaciones

Print Friendly