15 de septiembre 2014 – Fiesta de los Siete Dolores

Mensajes del Padre Celestial à su hija Anne.

La Madre de Dios habla en la misa tridentina en la capilla de la casa de la gloria en Mellatz por su herramienta y su hija Anne

Anne: En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.
Hoy hemos celebrado la fiesta de María de los Dolores. Por eso el altar estaba bañado en luz dorada. El ramo de claveles blancos delante de la Virgen María estaba adornado con numerosos diamantes y perlas blancas. La Pietad fue rodeado con los rayos rojos y blancos que inundaron el altar.

La querida Madre de Dios hablará hoy en su Fiesta: Yo, vuestra Madre querida, Reina de las Rosas en Heroldsbach, Madre y Reina de la victoria hoy hablaré a través de mi instrumento voluntario, obediente y humilde y mi hija Anne, que está en la voluntad del Padre Celestial y Él solo prueba la obediencia. Hoy, repite mis palabras.

Mi pequeño rebaño amado, Mis amados seguidores, Mis amados hijos de cerca y de lejos, hoy tienen la fiesta de la Dolorosa, mis Siete Dolores. ¿Qué significa esto para ustedes, mis amados hijos, que me pertenecen? También, vuestras almas sientirán un profundo dolor, porque ustedes, hijos míos, también sufren bajo mi manto. Tengo que protegerles, pero eso no significa que no vayan a experimentar ningún daño. Por el contrario, vuestro dolor, vuestro sufrimiento será profundo como el mar.

Debido a que ustedes me pertenecen, mis hijos, así que los puedo traer bajo la cruz. No he estado yo también bajo la cruz de Mi Hijo Jesucristo? Tienen que soportar el último dolor severo? Y así carguen la cruz hoy conmigo. Tomen la cruz y siganme, dice Mi Hijo Jesucristo. Ese es su lema para toda tu vida. Si tu cruz te parece demasiado difícil, entonces es la correcta, entonces amen sin fin. Jesucristo murió en la cruz por amor hacia ustedes. Su amor era tan grande que no podía hacer otra cosa que por ustedes que cargar su mayor sufrimiento. Todo lo que Él soportó para que ustedes se ganen la gloria eterna.

Los rayos de gracia hoy están bajo mi corazón, mi corazón sangrante. Sangra con amor y que también se combina con el amoroso Corazón de Mi Hijo Jesucristo. Mi querido padre Kentenich también tiene esta gracia de rayos, Mis amados hijos enviados de Schoenstatt. Hoy es el día de su muerte, – una fiesta en el cielo. Y por eso pueden recibir su gracia, que él ha solicitado que reciban actualmente. Schoenstatt no sabe lo que significan el grand fundador para el mundo.

Lamentablemente no lo han comprendido, ya que no salen de la modernistica. Allí, la Comunión en la mano se reparte con manos indignas, porque sólo un sacerdote puede repartir esta comunión, y de hecho a la boca de rodillas a los fieles como Comunión y nunca de pie como una comunión de mano – nunca, hijos míos. Y esto tiene que verlo Padre Kentenich desde el cielo. Que su movimiento en Schoenstatt no está avanzando en su profundidad. Tantos sacrificios que tomó por sus Schoenstatt Los mayores sacrificios ofreció para la iglesia de Schoenstatt .

Ahora que la Iglesia Católica está absolutamente devastada, Schoenstatt no siente que tienen que demostrar ninguna obediencia a este Papa y no le honran ni alaban. Por lo contrario, de que tienen que distanciarse de él, porque no obedece al Padre Celestial. Ni siquiera se arrodillan ante mi Hijo Jesucristo. Él no adora al Santísimo Sacramento. Él calumnió la Santa Misa, la única verdadera exposición por Pío V. en el rito tridentino, que existe sólo en la fe católica y las mentiras en la verdad.

La Misa tridentina no está permitida en Schoenstatt, porque ellos piensan que necesitan estar con Fransisco, el falso profeta. Ustedes No se dan cuenta de eso, mis hijos de Schoenstatt, ¿ ustedes no se dan cuenta de donde estan parados? ¿Quieren ser reconocidos? Quieren que su Fundador, el Padre Kentenich, sea reconocido por estos desobedientes falsos profetas de la Modernistica? ¿No saben que los verdaderos sacerdotes han jurado el juramento anti-modernista y han roto este juramento? ¿No lo saben? Si lo saben, pero no quieren reconocerlo. En primer lugar El reconocimiento depende de ustedes y no del fundador de Schoenstatt. El siempre fue un instrumento de Dios humilde no orgulloso. Él nunca ha vista en Schoenstatt sacerdotes tan orgullosos y grandes. El orgullo les ha superado y no volverán a la humildad.

¿Han mirado a la Madre Admirable, Reina y ganadora de Schoenstatt ? ¿No fue la humilde servidora que ha servido? no quieren ser también sirvidores o quieren seguir siendo los más grandes? Schoenstatt se ha extendido en muchos países, debido a las muchas capillas de Schoenstatt. ¿Es esto lo más importante, mi amado movimiento de Schoenstatt o Schoenstatt tiene un significado más profundo por lo que fueron destruidas la iglesia católica? Estan al final y aún creen que pueden ser todavía aquí reconocidos y su fundador puede ser canonizado por el Papa Benedictus. Sí, tengo que decir como Madre querida, como la Madre Tres Veces Admirable, han perdido la cabeza?‘. Debo decirles, por desgracia, porque no lo sienten, porque continúan celebrando la santa comunión. No reconocen que hay sólo una misa tridentina, que ha utilizado Jesucristo, el Hijo de Dios? Y sin embargo, creen que pueden continuar como de costumbre.

Despacharon a mi pequeña de Schoenstatt. Deberán lamentarlo profundamente lo que han hecho. Los mensajes están en Schoenstatt en casa de Padre Kentenich en el archivo. Ahi se puede leer. Ustedes no pueden decir: ’no hemos sabido nada acerca de esta mensajera en Schoenstatt. Ella no era obediente, porque no aceptó la Divina Providencia, porque ha pasado un solo camino y teniendo visiones y locuciones, que no pueden ser en Schoenstatt. Y ahora que dice el Padre Kentenich desde el cielo? Ustedes, mis queridos pequeños hijos de Schoenstatt, han completado la consagración. ¿Por qué ustedes se desviaron de Schoenstatt? ¿Por qué tienen que irse? La consagración fue despedido en vuestro corazón. Ellos no pueden tomarselos, pero se les ha quitado. ‚Pero el fundador del Padre Kentenich de Schoenstatt, mira a sus hijos más queridos y dice, Seguirad siendo mis hijos de Schoenstatt y nunca ordenaré que salgan. Fue el camino más difícil. Y ustedes, hijos míos, también eligieron el camino mas duro.Ustedes lo han elegido mi grupo pequeño, pero no los reconocen.

Haz recibido el sufrimiento del mundo, Mi amada pequeña. Una cirugía de corazón tienes por delante. Pero dices, sí padre para ti! También para Schoenstatt, lo ofrezco todo como la primera vez cuando bendijeron Mariengarten en el grupo triple de el 18 de febrero de 2005 Era válido, Mis amados hijos. Ustedes han sido, mis pequeños, este Jardín de María negó la ordenación en Schoenstatt. Pero ustedes en comparación a los sacerdotes no querían que cierren este Jardín de María. Y me tienen a mí, la más querida Señora, la Madre Tres Veces Admirable, Reina y ganadora de Schoenstatt, aprobaron esta obediencia.

Y ahora quiero dirigirme a los hijos de mi pequeña Katharina. Los cuatro no nos obedecieron. Eran niños de Schoenstatt, pero no se quedaron allí. Los cuatro han pecado. La mayor gracia se les derramó. Los mensajes individuales se les pasaron a ellos, pero han elegido el camino equivocado. Es por eso que sufres como madre. Querida Katharina, tus hijos no están en orden, – de ninguna manera.

Sí, Mis amados, y lo que todavía celebra hoy 15 de septiembre de la Fiesta de los Siete Dolores, que también atravesarán vuestro corazón. Vuestra mano la extienden hacia mí, porque ustedes son mis hijo y para ustedes nada es demasiado difícil. Ustedes dicen: ‚Mamá, si tu estás sufriendo, nosotros también sufrimos. Estamos dispuestos a sufrir contigo‘.

Mi querido hermano Pío Franz Schmid Berger, diré hoy tu nombre completo, porque haz cometido uno de los pecados más graves, el pecado contra el Espíritu Santo. Una airada carta le escribiste a mis pequeña en su sufrimiento como si fuera la muerte. Todo es imaginación y el cielo está mintiendo, decías. ¿eres masón? ¿No anunciaste a todos: Astillero estos mensajes del cielo. Votenlo. ‚Tu odio no conocía límites contra mi mensajera. ¿No te das cuenta de que esto es toda la verdad y te pones de pie en el lado de los masones? Te ruego por lo más urgente, no eduques a tus seminaristas mal.

Sufrimientos graves te alcanzaran. Tienes este gran pecado no sólo lo debes de lamentar, sino también lo debes sufrir en expiación. No se te quitara el sufriciemto de la noche a la manana, ni si sientes el profundo amor por el remordimiento, como lo esperaba Mi Hijo Jesucristo de ti descarta. Igual tendrás que expiar y sufrir. Has dañado mucho a la iglesia y anunciado públicamente, lo contrario de la fe católica. Hasta el momento no te haz arrepentido de ninguno de tus actos ni tus fechorías malvadas, que has cometido. Sin arrepentimiento lo estás haciendo hasta hoy en día. ¿Cuántas veces te he dicho regresa! Estás del lado del mal! Satanás ha puesto sus garras sobre tus hombros. Y caerás en el abismo eterno, si no te despiertas de todo corazón y arrepentimiento profundo de amor y te confiesas con un sacerdote digno. tienes la responsabilidad porque estabas en el Distrito Superior. Luego tenías que irte. ¿Y quién influies ahora en Zaitzkofen? Los seminaristas. Ellos los están capacitados para ser sacerdotes santos. Que así sea. Y ¿qué estás haciendo? Los estas influendo con las prácticas masónicas. Y eso es malo.

Amado hermano Pío, Franz Schmid Berger, tu Madre Celestial te pide y suplica que sacrifiques profundamente. Eres un sacerdote y sabes lo que significa eso. No salen obras de to. Sólo palabras vacías salen de ti. Pero a pesar de todo te ama tu madre. Quiere volver a tenerte. De las garras de Satanás quiere liberarte. ¿Crees, que soy yo quien te toco tu corazón, hoy el día de los Siete Dolores y que he soportadp todo por ti? Tu corazón debe perforar una espada, para que puedas arrepentirte profundamente, y Mi Hijo, Jesucristo se mueva otra vez en ti al primer lugar.

Los amo a todos, mis amados hijos sacerdotes, sobre todo en el día de hoy que yo siento los mayores sufrimientos por todos ustedes, y mis pequeños están profundamente involucrado en este sufrimiento del mundo, especialmente hoy en día a través de su expiación.

Ahora les bendice con todos los ángeles y santos, en la Trinidad, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Amén. Les amo con todo mi corazón.

Estad atentos, porque el Maligno anda por ahí! Amén.

Registre su correo electrónico para recibir actualizaciones

Print Friendly