03 de diciembre 2016 – sábado, cenáculo

La Madre de Dios habla después de la santa misa de la ofrenda en el rito tridentino, según Pio V. a través de su obediente, voluntaria y humilde herramienta e hija Anne.

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Hemos celebrado hoy sábado el 3 de diciembre 2016 el cenáculo. Antes celebramos una santa misa de la ofrenda en el rito tridentino. Hemos entrado con la Madre de Dios en la sala de pentecostés, su lugar de refugio. Nos hemos consagrado hoy al inmaculado corazón de la Madre de Dios. por eso el altar de María estaba todo en blanco, con blancas orquídeas alrededor. En las orquídeas brillaban pequeños brillantes. Su manto blanco también estaba lleno de pequeños diamantes, así como también su corona de 12 estrellas. Los Ángeles estaban situados alrededor del altar de María. También el altar de la ofrenda estaba rodeado de Ángeles durante la santa misa de la ofrenda, que entraban y salían. Durante el santo cambio caían de rodillas en reverencia y se inclinaban delante del gran secreto de la eucaristía.

 

La Madre de Dios hablara hoy en su día festivo, del cenáculo:

Yo, vuestra Madre querida del Cielo, voy a hablar hoy en mi día festivo del cenáculo a través de mi voluntaria obediente y humilde herramienta e hija Anne.

Yo hablo hoy en este momento con ustedes mis queridos niños.

Mi querido pequeño rebaño, queridos niños de María, queridos niños del Padre, queridos seguidores y queridos creyentes de cerca y de lejos.

Hoy en este cenáculo, han recibido bendiciones especiales. En la mesa de la ofrenda estaba llena de gracias para ustedes.

Con que anhelo he esperado este día, yo, vuestra querida Madre, de que estén aquí para mi consuelo. En cuantos lugares de ofrenda he llorado hasta lágrimas de sangre hoy. El dolor que se ejerce a mi Hijo Jesucristo, es muy grande. Así también yo, su Madre Celestial sufro bajo ese dolor. Como deseo que mis queridos hijos sacerdotes se consagren a mi inmaculado corazón.

Deberían ser protegidos con esto. Lamentablemente hoy en día no tienen protección. sin planes andan equivocados. Se entregan a la gran corriente del modernismo. Cuanto sufre por eso toda la iglesia, la iglesia, que mi Hijo Jesucristo ha fundido para todos que creen en él. Como han oído en la lectura de la Biblia, van a caer todos lo que no creen al abismo. Muchos de los sacerdotes, hasta cardenales y obispos están cerca de caer al abismo. También el manipulado papa francisco está cerca de caer, porque todavía anuncia esta incredulidad en todo el mundo. Lamentablemente lo siguen a él la multitud de humanos y no notan que se les lleva a la confusión. Buscan la tierra porque tiene mucho que ofrecer. No saben cómo seguir y caen en los vicios y siguen otras religiones.

 

Nadie les dice lo que corresponde a la verdad. nadie les dice lo que es pecado. Ellos viven en este pecado y buscan instituciones psiquiatría, para conseguir ayuda y así se les dirigen por caminos errados.

Muchos de estos matrimonios que viven hoy están en pecado grave. Niños no nacidos ya se mata en el cuerpo de la madre, porque está legalizado. Eso son grandes pecados, de deben ser expiados.

Por eso tengo que llorar hoy mis queridos niños de María. Tengo que llorar por estos muchos asesinatos hasta la eutanasia. Las madres que matan sus propios niños por falsa información, tienen que ser tratadas psiquiátricamente, porque no lo soportan, porque sufren mucho por este asesinato cruel, que se hace en sus niños no nacidos. Estos asesinatos se aceptan como legal porque nadie les explica a las madres. Con un papel de aborto van a estas clínicas prescritas y no saben, que de verdad pasa con ellas. Lamentablemente se soporta estos médicos y clínicas, por las reformas de la política de hoy.

Cuanto dolor se podría evitar si les hubieran informado sobre la fe. Pero nadie está capacitado de transmitir la fe. La caída de la fe es tan enorme y no se puede frenar.

Ustedes mis queridos están expiando por este pecado grave. Cuanto se ha destrozado la iglesia de mi Hijo hasta ahora. Todo lo que corresponde a la verdad se ha eliminado y adjuntado al pecado. Nada se quedó a salvo en esta iglesia católica de hoy, porque hay un caos total que ya está inmensamente grande.

A propósito, también se destruye las almas de los pequeños niños del kindergarten. Se les enseña la sexualidad para envenenar estas almas para hacerles inútiles por toda la vida.

Una desgracia sigue a la otra. La maldad de satán aumenta siempre más. Su poder es tremendo porque mis queridos hijos sacerdotes no los frenan. Han tomado el poder y han abierto al modernismo todas las puertas. Los altares del pueblo se han construido nuevamente en algunos lugares y hasta consagrados, que gran maldad es esta.

Mi Hijo Jesucristo sigue sufriendo porque lo crucifican otra vez.

De sus propios elegidos sacerdotes, es vendido y abandonado. No se arrepienten de sus grandes pecados sino nuevas herejías se anexan. No reconocen que por comportamiento llevan las comunidades a la confusión. No, siguen pecando.

Muchos sacerdotes se acercan al altar con su homosexualidad. No saben que hacen, porque se confunden el altar con un teatro. Nada es santo para ellos porque han perdido su mente.

El vestido de los sacerdotes ya no lo conocen, porque ya no son reconocibles como sacerdotes, porque han perdido su mente.

En la familia y en la iglesia ha entrado la obscuridad completa. La verdad no se reconoce ni se vive. Simplemente ya no se habla sobre esto. Por eso ya no se transmite la fe.

 

Mis queridos elegidos mensajeros serán rechazados y perseguidos. Cuantos mensajes he transmitido yo al mundo, yo como Madre Celestial, porque mi Hijo Jesucristo lo deseaba así. Cuantos mensajeros ha nombrado nuevamente el Padre Celestial, para tratar de convertir a los sacerdotes. Lamentablemente aumenta hasta más la apostasía. Nadie lo frena.

Qué triste es en todas las familias, en el comercio y la política y muchas comunidades.

A mí como Madre Celestial, me ha eliminado porque no creen en mi ayuda. Ya no sirvo como transmisora de gracias. En la última esquina de la iglesia me han puesto.

 

Ya no es moderno consagrarse a mi inmaculado corazón, aunque lo espero con mucho anhelo en este día del 8 de diciembre.

Mis queridos conságrense todos a mi inmaculado corazón y prepárense para este día con una novena.

Que importante es que se cumpla con mi mensaje de Fátima, que se consagre Rusia a mi inmaculado corazón. Esto debe hacer mi hijo sacerdote de Goettingen, como padre Santo en una situación de emergencia en este día de la ofrenda.

 

Será una santa hora de gracia. Espero que muchos sacerdotes tomen este último chance. Deben hacerle claro que gran responsabilidad tienen hacia sus feligreses.

Despierten mis queridos hijos sacerdotes, todavía hay tiempo. Todavía es el tiempo de la gracia. Yo los llamo en este día en la hora de la gracia. Vengan a mi corazón inmaculado y conságrense a mi corazón, así les puedo poner bajo la protección de mi manto y serán protegido de todo lo malo.

La tercera guerra mundial será detenida mis queridos, porque está muy cerca.

Yo ruego al presidente de Rusia que retenga las armas. Tomen el arma efectiva del rosario en la mano solamente el rosario les puede salvar de la guerra cruel. Récenlo constantemente porque mi Hijo Jesucristo espera vuestra ayuda y vuestro regreso, mis queridos hijos sacerdotes.

 

El Padre Celestial intervendrá pronto, mis queridos. Yo quiero proteger a muchos bajo mi manto de protección, como espero a cada uno de ustedes, porque los quiero a todos. Con este amor sin fronteras los quiero llevar al corazón del Padre Celestial. Él quiere abrazarlos con amor y bendecirles.

 

Ahora los bendigo a todos con los Ángeles y santos, en la trinidad, en el nombre del Padre del Hijo y del Espíritu Santo. Amen.

 

Ustedes todos están protegidos si se preparan para esta fiesta grande y la celebran festivamente esta consagración del corazón inmaculado de María. Amen.

Registre su correo electrónico para recibir actualizaciones

Print Friendly

Deja un comentario

E-Mail Adresse wird nicht veröffentlicht.

*