01 de noviembre 2016 – martes, fiestas de todos los Santos

El Padre Celestial habla después de la santa misa de la ofrenda, en el rito tridentino según Pio V. a través de su voluntaria, obediente y humilde herramienta e hija Anne.
En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amen.

Hoy, el 1 de noviembre 2016, hemos celebrado la fiesta de todos los santos. Antes celebramos la santa misa de la ofrenda en el rito tridentino, según Pio V. El altar de la ofrenda y el altar de María, estaban adornado con muchas flores y velas. Hoy no solamente entraron los Ángeles, sino también he visto muchos santos. Entre otros he visto, al Padre Pio, al Padre von Ars, el Francisco, la Santa Teresa ha derramado rosas, la Santa María Margarete de Alacoque, la Rosa Mística, la Madonna de Fatima y la Rosenkoenigin que derramo rosas y derramo lágrimas en Heroldsbach, que hasta hoy no se ha reconocido.
Hoy hablara el Padre Celestial:
Yo, el Padre Celestial hablo ahora y en este momento, a través de mi herramienta e hija Anne, la que está en mi total deseo y solamente repite palabras que vienen de mí.
Hoy han celebrado la fiesta de todos los Santos, todos los santos les apoyaran en el Cielo, cuando el maligno haga su último ataque. Todavía tiene su poder y lo usara. En muchos hombres por eso lo malo tiene prioridad. Éllos se han convertido en los perseguidores de mis queridos y fieles.
Mis queridos hijos sacerdotes, porque hasta hoy no reconocen la verdad, porque son los perseguidores de mis queridos, porque lo persiguen también hoy, aunque saben, que anuncian la verdad y que van de acuerdo con la biblia. Ustedes dicen: nosotros tenemos la biblia y esto es suficiente. No necesitamos profetas, porque esto son seguramente los falsos profetas. ¿Se pueden llamar falsos? Mis queridos hijos sacerdotes, si mis elegidos solamente anuncian la verdad y totalmente conforme con la Biblia, que ustedes lamentablemente no conocen. Ustedes creen en el poder de este tiempo modernista y lo ponen en primer lugar. El Dios Tridentino, vuestro querido Padre y la Madre Celestial lo han sacado de la iglesia modernista. Esto es lo peor mis queridos hijos sacerdotes. De esto se arrepentirán amargamente.
Todavía hay tiempo. Todavía pueden regresar.
Recen, mis queridos, por estos hijos sacerdotes que han caído. Lamentablemente anuncian la mentira en la iglesia modernista. El segundo concilio vaticano se construye sobre las mentiras, “Amore laetitia” es una mentira. Este santo padre ha sido manipulado por los masones, es toda una mentira. No deben seguirlo, porque anuncia herejías. Los feligreses lamentablemente no reconocen que no deben seguirlos.
Los creyentes ya no reconocen la diferencia entre la santa eucaristía y la misa de la ofrenda. dicen, que no hay diferencia. Quieren recibir la misa de la ofrenda y al mismo tiempo la comunión.
La santa eucaristía no existe más, mis queridos, porque ya no le rezan más a la santísima Trinidad en el tabernáculo. Ya no se practica más el honrar a la santísima Trinidad, porque ya solamente tiene fuerza simbólica.
Se ha unificado la fe católica con otras religiones y por eso se ha desparecido y

a esto se le llama hoy en día globalismo. No se conoce más la diferencia, porque ya no se reconoce más como la verdadera fe católica. Los incrédulos presentan a mis fieles como fantasiosos porque tienen una gran fantasía e inventan sus propios mensajes para anunciarlos. Así son denigrados mis fieles, los que yo he elegido para anunciar mi palabra.
¿Mis queridos hijos sacerdotes, no reconocen todavía mi verdad? estoy yo, ¿el Padre Celestial, en la mentira? Yo los quiero rescatar a ustedes de la caída, mis queridos hijos sacerdotes.
Ellos, mis queridos, atestiguaran su fidelidad, en cuando ellos dejen su vida por la fe. Entonces seguirán atestiguando que yo soy el verdadero grande Dios en la Trinidad y por ello derramarán su última gota de sangre.
A vosotros mis queridos hijos sacerdotes, deseo yo antes de la eterna caída, salvarlos, porque mi anhelo es tan grande, de que ustedes no lo pueden comprender. Yo quiero a todos mis sacerdotes especialmente, porque yo los he elegido y llamado.
También mi querida Madre tiene anhelo por sus sacerdotes, porque ella es la Madre de toda la iglesia. Ella ruega todos los días delante de mi trono por vuestro regreso y hasta ahora no ve ningún éxito. En muchos lugares llora ella lágrimas de sangre. En Heroldsbach ha llorado visiblemente y a pesar de todo esas lagrimas no fueron reconocidas por ese papa modernista y tampoco reconocida por esa iglesia modernista. Porque siguen ustedes a ese papa, el que sigue el segundo vaticano que lo vive y lleva la herejía. Esto no es la verdad. Él anuncia la mentira. Eso es ilegal.
Ahora el maligno viene al final, porque el protestantismo esta aclamado por la silla superior por eso la fe católica esta deformada, se ha reprimido.
Este falso profeta celebra los 500 años de la reformación de Luther que se ha separado de la iglesia católica. ¿No es esto amargo mis queridos? Hoy se renueva esta separación.
Solamente que los humanos no lo reconocen, porque no quieren ser confrontados con la fe católica. El reformador Lutero ha sacado todos los sacramentos. Ha deshornado la santa eucaristía, que solamente existe una misa de la ofrenda.
Si reciben Jesús en la misa de la ofrenda, ustedes solamente se imaginan que es en este momento el, después de este recibimiento es y sigue siendo solo pan.
Mis queridos, se ha dejado a fuera el santo cambio. Por eso nadie puede recibir el sacramento de la santa comunión.
En esta separada y modernista iglesia no existe el cambio. Por eso no puede ser el santo cuerpo de Jesucristo, que quieren recibir los feligreses. Sigue siendo un pedazo de pan.
Pronto verán, que lo malo va a ser visible en este tabernáculo, entonces lamentaran y gritaran en esa iglesia modernista, porque los feligreses saldrán con miedo de esas iglesias, pero ya será muy tarde.
Yo se los advertí muchas veces, mis feligreses. Quédense fuera de la iglesia modernista.
Pero lamentablemente no creen. No son mis seguidores, porque también ustedes serán perseguidores de mis profetas. Ustedes matan psicológicamente. Si, así es. Ustedes los desprecian y los deshonran y los difaman.
Pero yo, el Padre más poderoso voy a intervenir pronto, porque ya no los soporto más. Ustedes tienen que aceptar esta intervención, porque les he dado muchas chances.
Estos chances eran para ustedes para regresar. Vuestra querida Madre, a la que deben consagrarse a su inmaculado corazón, no lo han aceptado. Ha pedido muchas veces por vuestro regreso y a pesar de todo, tenía que aceptar que cambian más y más al lado izquierdo.
Vuestro orgullo y vuestra arrogancia crece cada día mas.
¿Mis queridos hijos sacerdotes, porque han tomado en sus propias manos el poder, porque no me han dado a mí ni a mi Madre la mano? Estaba instantemente delante de ustedes y ha rogado: vengan a mi corazón inmaculado. Conságrense a ese corazón. Yo los tomo bajo mi manto de protección.
Todavía les queda un poco tiempo y después será tarde para todos, que no le han dado la mano a mi Madre. Yo quiero salvarlos todos, todos prevenir de la muerte eterna. Pero es muy duro para ustedes, cuando los feligreses no aceptan esa chance.

Y ahora en este día de la honra. Todos los santos les van a proteger en este día, cuando el maligno toma su última venganza. Él no puede dañarles, porque ustedes están protegidos. El arco de luz los rodea. La verdad, irán a reconocer aquellos que creen y confíen. Los otros van a despreciarlos perseguirlos y difamarlos.
Así los bendigo a todos en la Trinidad con todos los Santos, con su querida Madre y todos los Ángeles, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amen.

Oren, oren, oren mis queridos, porque muchos están muy cerca del abismo. Expíen y ofrezcan por ellos.

Registre su correo electrónico para recibir actualizaciones

Print Friendly

Deja un comentario

E-Mail Adresse wird nicht veröffentlicht.

*